reos peligrosos
Fotografía: AFP
Los Ángeles, Estados Unidos.

Dos hispanos sospechosos de asesinato lograron escapar de una cárcel del Condado de Monterey, en el norte de California, por un agujero que hicieron en el techo de un baño, informaron este lunes las autoridades, que buscan a los fugitivos catalogados como peligrosos.

John Thornburg, portavoz del Departamento del Alguacil del Condado de Monterey, dijo este lunes en una conferencia de prensa que los latinos hicieron el orificio en “un punto ciego” que no fue detectado por las autoridades sino hasta después de la fuga.

El agujero, que medía 20 centímetros de largo por 55 centímetros de ancho fue suficiente para que los dos reos lograran traspasar una pared y acceder a los conductos de mantenimiento que al final los llevaron a la calle, probablemente en la madrugada del domingo.

Los prófugos fueron identificados como Santos Samuel Fonseca, de 21 años, y Jonathan Salazar, de 20.

Ambos esperaban juicios por separado por varios cargos graves, entre los que se incluye el de asesinato.

Fonseca, que estaba en custodia de las autoridades desde el 2018, enfrenta dos cargos de asesinato en primer grado por la muerte de dos hispanos en junio del año pasado.

Los asesinatos se dieron en ataques separados.

La novia de Fonseca, Alexandra Romayor, fue condenada a 15 años de prisión por asesinato en segundo grado en uno de los ataques.

La mujer ayudó a Fonseca a tender una emboscada a la víctima.

Salazar, por su parte, fue arrestado por la muerte de un joven latino que viajaba en su auto con su novia y su hijo de 18 meses. La joven también resultó herida en el incidente.

El Condado de Monterey anunció el domingo por la noche una recompensa de 5 mil dólares por información que conduzca al arresto de estos fugitivos.

Thornburg aclaró que los hispanos son considerados como peligrosos, y advirtió de que el público no debería tratar de acercarse si los identifican.

Las autoridades investigan si otros detenidos estuvieron involucrados en la fuga.