Libertad de expresión México
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

Una reforma penal criminalizaría la libertad de expresión de los mexicanos al revivir delitos como la injuria, la calumnia, la difamación y la ofensa a las instituciones, advirtió este viernes a Efe Leopoldo Maldonado, subdirector de Artículo 19 en este país.

En entrevista con Efe, Maldonado informó que estos crímenes, que se han despenalizado a nivel federal y en la mayoría de los estados desde 2006, se tipifican de nuevo en un Código Penal único, una iniciativa adjudicada a la Fiscalía General de la República (FGR) cuyo borrador obtuvo Artículo 19, organización dedicada a la defensa de la libertad de expresión e información.

“¿Cómo se puede ofender a una institución? Esto es propio de los regímenes más antidemocráticos del mundo. Este tipo de delitos no pueden ser incorporados ni siquiera en una propuesta de Código Penal único, ya no se diga aprobados por las Cámaras del Senado y de los Diputados”, manifestó el activista.

Estas modificaciones corresponderían a un paquete de reformas delineadas esta semana por la Fiscalía General de la República (FGR) y el Gobierno federal que reformarían la Constitución, varias leyes de seguridad y reemplazarían a los actuales Código Penal federal y los estatales con uno único.

Sin embargo, tras filtrarse un borrador a organizaciones civiles, la presentación oficial de las iniciativas se pospuso hasta el 1 de febrero, en medio de críticas de activistas que advierten violaciones a los derechos humanos y la vulneración de la presunción de inocencia.

El representante de Artículo 19 denunció que en el nuevo código penal se castigaría la libertad de expresión bajo esquemas de delitos contra la justicia cívica y de alteración del orden público.

“Constituye un ataque al orden o a la paz pública: toda manifestación o exposición dolosa hecha públicamente que tenga por objeto desprestigiar, ridiculizar o destruir las instituciones fundamentales del país; a las personas físicas o morales; a la Nación Mexicana; o a las Entidades Política”, reza el Artículo 836.

Maldonado celebró el aplazamiento de la presentación del paquete de reformas como “una primera oportunidad” para discutir las propuestas antes de su presentación formal.

Por ello, pidió una discusión abierta al considerar que, si se aprueban las reformas como están, el Estado mexicano contravendría las obligaciones internacionales que ha adquirido y vulneraría los derechos de los periodistas y la población en general.

“Esta no es una discusión únicamente en torno al ejercicio periodístico, es una discusión en torno al ejercicio de la libertad de expresión de cualquier persona de este país, que corre el riesgo de ser criminalizada con este tipo de delitos”, comentó.

Por otro lado, la organización Asistencia Legal por los Derechos Humanos (AsiLegal) alertó este viernes que la reforma judicial es “un retroceso” en materia de derechos humanos porque deja “sin utilidad tratados internacionales ratificados por México”.

“En materia penitenciaria: propone trabajos forzados para las personas privadas de libertad, limita innecesariamente los requisitos para la obtención de beneficios preliberacionales e incapacita el ejercicio de los jueces como garantes de derechos”, afirmó la organización en el texto.