Fotografía: EFE/José Méndez (Referencial)
Guadalaja, Jalisco.

A siete meses de la pandemia todavía no hay un medicamento que prevenga la Covid-19, por eso no es recomendable tomar los tratamientos que han sido anunciados para tratar a quienes contrajeron el virus.

Omar Enríquez Cisneros, jefe de pediatría del Hospital General de Occidente, explicó que la gente comenzó a acaparar la hidroxicloroquina y personas que sí la necesitaban para tratar Lupus no tenían acceso. Además ya se descartó como una solución contra el nuevo coronavirus.

Al inicio las guías para tratar la Covid-19 sugerían hidroxicloroquina y Azitromizina, entonces personas que conocen la azitromicina para la infección de garganta llegaron a tomarla incluso sin tener síntomas.

Por otra parte, la Ivermectina es un antiparasitario para combatir piojos o infecciones. Hubo un estudio preliminar para tratar la Covid, pero resultó que era necesaria una dosis enorme pero resultaba tóxica. Incluso hay quienes la prescriben como terapia en casos ambulatorios. Entre sus efectos adversos está la hepatitis, vómito y diarrea o provocar convulsiones.

Desde antes de la Covid la Organización Mundial de la Salud advirtió que la resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas para la salud mundial.

Redacción: Elizabeth Ortiz