Fotogafía: Odd Andersen - AFP
Fráncfort, Alemania.

Más de un millón de puestos de trabajo peligran en Alemania debido a la crisis del coronavirus, según revela un estudio del banco estatal de desarrollo KfW publicado hoy.

El informe señala que el 16 % de las pequeñas y medianas empresas germanas planean reducir este año el número de empleados con el fin de bajar los costos. En total, agrega, el número de empleados en el sector de las pymes podría disminuir alrededor de un 3,3 %.

“Para finales de 2020 podría haber una pérdida de alrededor de 1,1 millones de puestos de trabajo”, comentó la economista jefe del KfW, Fritzi Köhler-Geib.

“A pesar de la recuperación en el tercer trimestre, las expectativas de negocio para 2020 son históricamente malas”, añadió la experta. En particular, se espera una reducción de empleo en el sector de los servicios.

El año pasado, las aproximadamente 3,8 millones de pymes, consideradas la columna vertebral de la economía alemana, aumentaron su volumen de negocios y el número de empleados. Según el KfW, el número de trabajadores alcanzó un máximo de 32,3 millones y el volumen de negocios aumentó en un 3,5 % en comparación con el año anterior.

El banco alemán de desarrollo clasifica como pyme a las empresas con un volumen anual máximo de negocios de 500 millones de euros.

“Después de una década brillante para las pymes alemanas, la primavera (boreal) de 2020 fue un golpe duro”, señala el análisis. Aunque la situación ha mejorado desde entonces, más de una de cada dos empresas cuenta con un descenso en las ventas este año. En total, los ingresos podrían colapsar en 545 mil millones de euros.

Según la encuesta, la mayoría de las empresas estima que no habrá una recuperación rápida y fuerte. Mientras el 46 % cree que sus ingresos se mantendrán iguales entre 2020 y 2022, una de cada cuatro pymes (26 %) calcula que sus beneficios estarán por debajo del nivel de 2019. Solo el 27 % espera un aumento, detalla el informe.