elemento accidente Zapotlanejo
Fotografía: AFP
La Paz, Bolivia.

Dos cárceles bolivianas registraban este viernes protestas de presos, en una de ellas por temor a contagios de covid-19, informaron un jefe de policía y un medio local.

En el penal de San Antonio, en el departamento central de Cochabamba, los detenidos corearon “¡libertad, libertad!” para exigir que se agiliten trámites de indultos y amnistías y reducir el hacinamiento.

Esta cárcel alberga a unos 500 internos, aunque tiene capacidad para 150.

“Estamos sufriendo por hacinamiento, estamos marginados de la sociedad, hemos pedido centros de aislamiento, medicamentos, material de bioseguridad para la policía”, dijo a gritos un detenido que ofició de vocero desde la puerta del penal, según imágenes de la televisora privada Unitel.

También colocaron carteles que decían: “Exigimos descongestionamiento de la población carcelaria” e “Indulto y amnistía”, medidas que piden para evitar eventuales contagios de covid-19 en la prisión.

Demandaron además “el ingreso de brigadas médicas” a la cárcel.

La región de Cochabamba es la tercera más castigada del país por la covid-19, después de Santa Cruz (este) y Beni (noreste), con 3 mil 836 infectados de 35 mil 528, y 233 fallecidos de mil 271.

En el penal de San Pedro de La Paz, los detenidos también impidieron el ingreso de policías y visitas y en los techos quemaron cartones y maderas en rechazo a declaraciones de un exdirector penitenciario que consideraron denigrantes.

El comandante regional de la Policía de La Paz, Wilson Ortiz, informó en la tarde del viernes que “los ánimos se han apaciguado” en la cárcel de San Pedro.