manifestantes muertos Sudán durante protesta
Fotografía: AFP
Jartum, Sudán

Al menos siete manifestantes murieron en las protestas masivas realizadas el domingo en Sudán para reclamar a los militares la entrega del poder a los civiles, anunció un comité de médicos cercano a la oposición.

Las protestas, que movilizaron decenas de miles en todo el país, son las más grandes desde la dispersión del 3 de junio en una sentada de manifestantes frente al cuartel general del ejército en la capital, en la que murieron decenas de personas y provocó protestas internacionales.

Este domingo la policía lanzó gases lacrimógenos a cientos de manifestantes, que llegaron a unos 700 metros del palacio presidencial, luego que los líderes de la oposición pidieran a los manifestantes que marcharan hacia ese lugar simbólico.

Un reportero de la AFP contabilizó que como mínimo fueron desplegadas dos docenas de vehículos de las Fuerzas de Apoyo Rápido.

El palacio presidencial es la sede del Consejo Militar de Transición, que ha manejado el país desde la destitución en abril del presidente Omar al Bashir después de meses de protestas.

– “Dictadura militar” –
El comité de médicos –grupo allegado a los manifestantes– reportó en Twitter que había registrado al menos siete muertos en todo el país, cuatro de ellos en Omdurman, una ciudad vecina de Jartum.

En hospitales de la capital y el interior “también hay muchos heridos graves baleados por las milicias del Consejo Militar”, añadió el comité.

Por su lado el general Mohammed Hamdan Daglo, número dos del consejo, denunció en un mensaje por televisión la presencia de francotiradores que abrieron fuego contra “tres miembros de las Fuerzas de Apoyo Rápido y tal vez cinco o seis ciudadanos”.

Entretanto la agencia oficial de noticias Suna, citando al ministerio de Salud, informó de dos muertos, uno de ellos civil.

Desde temprano los sudaneses habían marchado por varias ciudades al grito de “poder civil” y enarbolando banderas, en respuesta al llamado de la Alianza para la Libertad y el Cambio (ALC).

“Queremos un estado civil que garantice nuestra libertad, queremos terminar con la dictadura militar”, dijo un manifestante de 23 años, Zeinab.

“Nadie le dio un mandato al Consejo Militar”, acotó a su lado un manifestante que no quiso dar su nombre.

Según testigos, en Jartum y en las ciudades de Omdurman, Port Sudan, Al-Obeid, Madani, Kassala y Khasma el-Girbade, los manifestantes corearon consignas revolucionarias.

La Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), un importante movimiento de protesta, habló de una “movilización masiva sin precedentes”.

El sábado la Unión Europea había advertido que era “el deber del Consejo Militar garantizar la seguridad de todos y abstenerse de cualquier uso de violencia contra los manifestantes”.

Amnistía Internacional, por su parte, aseguró que el consejo militar “no debe dejar que el país se deslice hacia una mayor represión. El mundo está mirando”.