Proteger la vida privada
Imagen: Captura
Guadalajara, Jalisco. 

El reto de las democracias es hacer efectivo el derecho a la vida privada incluso en espacios complejos como las redes sociales. Sin embargo los datos personales son amenazados en la era de la comunicación por grandes empresas que concentran información de los ciudadanos.

Así lo explicó el maestro Gabriel Torres Espinoza, director del Canal 44, al participar en la presentación del Libro “Periodismo y protección de datos personales” publicado por el Instituto Nacional de Transparencia (INAI).

“Y no necesariamente, no siempre por los gobiernos sino por grandes empresas, que de manera ilegal y a espaldas a veces de sus usuarios, concentran información personal que luego ponen a disposición de gobiernos o de otras empresas y que sirve para propósitos que violentan la protección de datos personales”.

Aseguró que el derecho a la vida privada se debe ejercer en espacios privados o públicos, como lo son hoy las redes sociales. Ese es uno de los retos de las democracias.

“De forma que se debe trabajar en el reconocimiento de los criterios objetivos que permitan responder a la expectativa de privacidad a la que tienen derecho todas las personas, incluso lugares considerados públicos como internet y redes sociales. Las comunicaciones en medios privados son personales, por ser consideradas manifestación de una información dirigida a un destinatario o grupo definido que la persona tiene todo el derecho de seleccionar, elegir o restringir, si solamente tiene actividades en el ámbito privado y no público”.

En cuanto al ejercicio del periodismo, Torres Espinoza apeló a los códigos deontológicos o éticos de los comunicadores para llegar a un mejor equilibrio entre estos dos derechos.

La mesa en la que participaron cinco coautores, fue moderada por Blanca Lila Ibarra Cadena, comisionada del INAI y presidenta del Comité Editorial.

El periodista Leonardo Curzio, investigador de la UNAM externó que se debe evitar la estigmatización y el escándalo.

“Ciertamente nuestro trabajo se hace en las condiciones específicas, se pueden tener todas las precauciones que puede uno tener, pero no puede uno ignorar que hacemos periodismo y debemos cuidar la protección de datos no solo llamándole Emilio L a Lozoya. Hay un entorno turbulento en que las grandes fuerzas sociales que articulan la forma en que nos relacionamos, están ahí”.

Darío Ramírez, director de comunicación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, consideró que hay necesidad de un cambio profundo al periodismo en México.

“Hay revoluciones democráticas, cambios institucionales importantes, nacimiento de instituciones, pero se nos ha olvidado la transformación a un periodismo que dejemos de lado a los Scherers, y a los Marín, que han aportado, pero quizá necesitemos nuevas fuerzas y nuevas maneras de hacer las cosas”.

El libro de 117 páginas está disponible para descargarse en formato PDF a través de un código QR. 

Los autores que colaboraron en esta publicación son:

• Ricardo Antonio Bucio Mújica, secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.

• Leonardo Curzio, investigador del Centro de Investigaciones de América del Norte (CISAN) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

• Allan Morgan, editor web de IDC.

• Darío Ramírez Salazar, director general de Comunicación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad A.C.

• José Soto Galindo, editor de El Economista en línea.

• Gabriel Torres Espinoza, director del Sistema Universitario de Radio, Televisión y Cinematografía de la Universidad de Guadalajara.

• Jonathán Torres, periodista de negocios, consultor de medios y empresas, articulista de Expansión y conductor

Julio Ríos

Julio Ríos

Reportero en Canal 44
Periodista de la Fuente Política, con experiencia en prensa escrita, radio, televisión y medios digitales, locales y nacionales. Cubre Congreso del Estado y partidos políticos. Es autor de tres libros. Sus áreas de especialización son la Transparencia y Rendición de Cuentas, Periodismo de Investigación, Periodismo Narrativo, Periodismo Digital, y por supuesto, Periodismo Político.
Julio Ríos