Von der Leyen
Fotografía: Frederick Florin - AFP
Estrasburgo, Francia.

La conservadora alemana Ursula von der Leyen, aspirante a presidir la Comisión Europea durante los próximos cinco años, presentó este martes sus propuestas con las que espera conseguir la luz verde de la Eurocámara.

– “Green Deal” –

Ursula von der Leyen se comprometió a convertir para 2050 a Europa enel primer continente” con neutralidad de carbono, es decir con un equilibrio entre emisiones y absorción de gases de efecto invernadero.

Pero antes, para la alemana, la Unión Europea (UE) debe reducir sus emisiones de manera más drástica. “Nuestro objetivo actual del 40% para 2030 no es suficiente”, admitió, elevando la exigencia hasta un 50% o, incluso, un 55%.

De ser elegida, la actual responsable de Defensa del gobierno de Angela Merkel propondrá “un Green Deal” (Pacto Verde) y “la primera ley europea sobre el clima”, en la que se inscribirá el objetivo de la neutralidad de carbono.

– Salario mínimo y desempleo-

La candidata quiere un marco legal que permita que los trabajadores a tiempo completo en el bloque tengan “un salario mínimo que les permita una vida digna”.

En una UE con altas cifras de paro, sobre todo en los países del sur y entre los jóvenes, Von der Leyen apuesta por “un seguro de desempleo” que funcione “en tiempos de impactos externos”.

La protección de la infancia se reforzará, prometió la alemana, con un “garantía” que asegure el acceso a la salud y la educación de los niños en riesgo de pobreza y exclusión social.

– Un equipo paritario –

La que sería, si la Eurocámara da luz verde a su designación, la primera mujer al frente del ejecutivo comunitario se comprometió a luchar contra la brecha salarial y a asegurar la paridad de su futuro colegio de comisarios.

La candidata llamó a “hablar abiertamente de la violencia contra las mujeres” y prometió incluir este tipo de agresiones “como crimen en la lista definida por los tratados”.

– Estado de Derecho –

Von der Leyen defendió la idea de un nuevo mecanismo de Estado de Derecho ampliado que vigile el respeto a la ley en la UE y condicione la llegada de fondos europeos a ese cumplimiento.

Esta condicionalidad, a la que la Eurocámara dio el visto bueno el pasado abril, permitirá cortar las ayudas europeas a gobiernos que incumplan los tratados, un toque de atención a dos países, Polonia y Hungría, con procedimientos en curso por violar el Estado de Derecho.

– Relanzar la reforma del asilo-

Durante su mandato, de ser elegida, la alemana prometió “un nuevo pacto por la migración y el asilo”, así como la reforma del sistema de Dublín.

El actual Comisión del luxemburgués Jean-Claude Juncker se propuso la misma tarea, destinada a descongestionar los países de llegada de los refugiados en el sur de Europa, pero sin llegar a concluirla.

Además, la alemana quiere adelantar a 2024, tres años antes de lo previsto, el despliegue de 10 mil  guardias fronterizos y guardacostas de la agencia Frontex.

– Fin de la unanimidad –

La actual ministra de Defensa alemana se mostró favorable a poner fin a la exigencia de la unanimidad entre los gobiernos del club para tomar decisiones en materia de política exterior.

Una mayoría cualificada permitiría “actuar más rápido”, defendió la candidata designada por los mandatarios para suceder a Juncker a partir de noviembre.

– Más poder para la Eurocámara –

La política conservadora prometió organizar una “Conferencia sobre el futuro de Europa” que echaría a andar en 2020 y recogería propuestas de reformas de la UE procedentes de ciudadanos, representantes de la sociedad civil y de los propios responsables comunitarios.

Frente a un hemiciclo aún dubitativo sobre su voto, la alemana ofreció un “derecho de iniciativa para la Eurocámara”, lo que incrementaría la influencia de la institución.

El derecho a proponer nueva legislación es actualmente monopolio de la Comisión Europea.

Von der Leyen prometió también “mejorar el sistema de Spitzenkandidat”, que fracasó por la negativa de los gobiernos a apoyar como líder de la Comisión a algunos de los cabezas de lista de los distintos partidos durante los comicios de mayo.

De ese bloqueo nació precisamente la inesperada candidatura de la ministra alemana.

– ¿Una nueva prórroga del Brexit? –

Von der Leyen está dispuesta a conceder más tiempo a Reino Unido para abandonar la UE, siempre que los británicos lo pidan y exista “una buena razón” que justifique la prórroga.

Respecto al actual acuerdo, rechazado hasta tres veces por el parlamento británico, la aspirante dice que es “el mejor y el único posible”.