Glifosato
Fotografía: EFE/Eddie Arrossi/ Archivo
Guadalajara, Jalisco. 

La prohibición tajante del glifosato como herbicida en las faenas agrícolas de México significaría un retroceso drástico en la productividad, advierte el ex secretario de agricultura federal, y agroempresario jalisciense, Francisco Mayorga Castañeda.

El ex funcionario destaca que se trata de un componente cuya toxicidad es baja y que al haberse vencido la patente hace 20 años, es de acceso a bajo costo para los agricultores mexicanos, lo que lo ha hecho muy popular.

Admite que cualquier sustancia química provoca efectos tóxicos, como es el caso, pero considera que el mal uso es el que ocasiona los mayores daños ambientales y de salud. Llama la atención además sobre la disponibilidad de decenas de compuestos químicos considerablemente más peligrosos, pero que no son objeto de denuncias ni campañas por defensores del ambiente y de la vida rural.

“Efectivamente, hay mucho de carga ideológica, igualmente con los transgénicos; muchas veces van de la mano glifosato y transgénicos, de hecho nacieron como una fórmula, donde era la combinación perfecta; después ya el glifosato se volvió genérico, y es el herbicida más usado en el mundo. Como todo veneno, tiene daños colaterales; no hay ninguna medicina inocua, si usted no administra bien un medicamento va a causar daños. Es igual acá, si no hay una buena aplicación, la dosis, todos los protocolos de seguridad al usarlo, puede causar daño. Pero por otro lado es muy efectivo, es barato, está disponible en cualquier parte, y los sustitutos son peores, entonces ahora sí que es el mal menor”.

Advierte Mayorga Castañeda de productos de reemplazo como el paraquat, con mayor toxicidad, que ganarían con la proscripción del glifosato. También destaca la paradoja de que el desarrollador original de la fórmula, Monsanto, cuya patente venció en 2000, esté interesado en que la agricultura migre a nuevos herbicidas de los cuales posee patente, lo que significará que los campesinos deberán adquirir un producto más caro, si bien, se asume que más eficiente.

El gobierno mexicano ha anunciado que dejará de comprar glifosato para sus programas como Sembrando Vida, pero apoyará la investigación para encontrar una solución gradual al uso del glifosato, para no poner en riesgo la productividad del campo.

El ex secretario de agricultura en los gobiernos de Fox y Calderón sostiene la importancia de ir a la agricultura de precisión. México cuenta con una legislación avanzada para el uso de agroquímicos y cuenta con instituciones para fundar la agricultura en la ciencia, a partir del análisis de los suelos, y de los protocolos para hacer que el uso de sustancias químicas sea menor, más eficiente y menos contaminante. Ese es el gran reto de la agricultura mexicana, sostiene.

P. ¿Qué pasaría si se hace una prohibición tajante del uso del glifosato?

Sería una cuestión catastrófica en los precios, en los alimentos, en la disponibilidad, en la calidad, la verdad es inviable, esa es la palabra.

P. ¿Qué opina de enfrentamiento entre Victor Toledo y Víctor Villalobos?

Yo creo que el secretario de Agricultura está simplemente puntualizando que es un ingrediente este agroquímico que se debe usar prudentemente pero no se puede eliminar, y el señor sabe de lo que habla también, o sea, no es un improvisado, no es un irresponsable; Víctor Villalobos es un científico reconocido a nivel internacional, tiene todas las capacidades de hablar de este tema.

Mayorga señala que Monsanto tiene un producto desarrollado más recientemente, “Dicamba”, sobre el que mantiene la patente y con el que espera sustituir, con ganancias agregadas, al glifosato. La disputa por el mercado de los herbicidas no es desinteresada, después de todo.

Agustin del Castillo

Agustin del Castillo

Reportero en Canal 44
Reportero por 32 años egresado de Ciencias de la Comunicación en los diarios Siglo 21, Público,Milenio Jalisco y El Diario NTR Guadalajara;colaborador en Radio Metrópoli y en Canal 44 de UdeG (actualmente)
Agustin del Castillo