Fotografía: AFP
Buenos Aires, Argentina.

En grupos reducidos, aulas reacondicionadas y con barbijo, cerca de 10 mil alumnos volvieron a clases este lunes en Argentina, en la provincia de San Juan, la primera que retoma actividades presenciales desde el 20 de marzo, cuando comenzó el confinamiento en el país.

En este primer regreso a clases se retomó la actividad en los últimos año de la escuela primaria y de la secundaria, respectivamente, en grupos de un máximo de 15 estudiantes.

“El regreso seguro a la escuela para nosotros es fundamental”, dijo el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en una conferencia virtual con corresponsales extranjeros.

“Somos conscientes del impacto que la pandemia ha tenido en los chicos, y sabemos que el acceso a la tecnología no garantiza los aprendizajes”, añadió.

El confinamiento para prevenir la propagación de la covid-19 en Argentina comenzó el 20 de marzo, cuando apenas habían transcurrido unas dos semanas del nuevo año escolar.

Está previsto que el ciclo escolar de 2020 termine en diciembre, como usualmente.

– “Extrañaba a mis compañeros” –

Marcos Leonel Canto es uno de los doce niños que este lunes asistió a sus clases de sexto grado de primaria en la escuela rural 12 de Agosto, de la localidad de Pocito, en la provincia de San Juan (centro-oeste).

“Ha sido bueno ver a mis compañeros de vuelta. Los extrañaba”, dijo en una rueda de prensa virtual con su maestra y la directora de la escuela. “No me molesta el barbijo”, aseguró.

Hasta ahora, él y sus compañeros estudiaron con guías que los maestros y profesores enviaban por Whatsapp, pues en la zona hay poca conectividad.

“Es muy necesaria la clase con los alumnos presentes. Ellos empiezan ahora un aprendizaje en el cumplimiento de las medidas de seguridad que tienen que convertirse en un hábito”, declaró la directora de la escuela, Mary Liliana Díaz.

En este primer día de regreso a clases no hubo recreo, pero el patio fue demarcado para que también en ese momento haya una distancia de al menos metro y medio entre los estudiantes. Los profesores, que además de tapabocas llevan máscara, se mantienen a dos metros.

“A ellos les encanta jugar a la pelota. Estamos acostumbrados a otra vida”, resaltó su maestra Melisa García.

En San Juan, donde desde marzo solo se registraron 22 casos de coronavirus, se reanudaron las clases presenciales en 14 de los 19 departamentos, quedando excluida la capital provincial y sus alrededores. El gobernador Sergio Uñac aseguró que dentro de dos semanas se incorporará a todas las escuelas.

Para la semana próxima deben reabrir las escuelas de la provincia de Catamarca (norte) y entre agosto y septiembre se sumarán las provincias de la Patagonia (sur), anunció el ministro.

En cambio, Buenos Aires y su periferia, epicentro de los contagios de covid-19, no tiene un horizonte definido para la vuelta a clases.

Hasta este lunes, Argentina acumula 246.486 casos de covid-19, con 4.634 muertes.