preso brasileño
Fotografía: AFP
Río de Janeiro, Brasil.

Un narcotraficante brasileño que trató de huir de la cárcel con un disfraz con el que pretendía hacerse pasar por su hija adolescente fue hallado muerto el martes en su celda, informó la administración penitenciaria.

Clauvino da Silva, de 42 años, conocido como “Baixinho” (Bajito), “se habría colgado con una sábana” en la cárcel de Seguridad Máxima de Bangú 1, de Rio de Janeiro, precisó el organismo en un comunicado.

Da Silva ganó titulares el sábado, cuando los agentes le impidieron salir de la cárcel por la puerta principal y lo filmaron mientras se despojaba de la ropa femenina y de la máscara de silicona con las que esperaba ser confundido con su hija de 19 años, que había ido a visitarlo.

La muchacha y otros siete visitantes fueron detenidos, como presuntos cómplices de la tentativa de fuga.

Clauvino da Silva, considerado un importante miembro del Comando Vermelho, uno de los principales grupos de narcotraficantes de Brasil, purgaba una pena de 73 años de cárcel.

Las autoridades indicaron que abrieron una investigación para determinar las circunstancias exactas de su muerte.

Según los expertos, cientos de detenidos son asesinados cada año en Brasil, la mayoría en enfrentamientos entre bandas que disputan el control del mercado y de las rutas de exportación de cocaína.