Turquía amenaza abrir puertas migrantes
Foto: AFP
Budapest, Hungría.

El presidenteturco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró su amenaza de abrir las puertas para que los migrantes entren en Europa a menos que se le brinde más apoyo internacional, durante una visita a Hungría este jueves.

“Venga o no el apoyo, seguiremos acogiendo a nuestros invitados, pero sólo hasta cierto punto. Si vemos que esto no funciona, como dije antes, no tendremos más opción que abrir las puertas”, señaló Erdogan en una conferencia de prensa junto con el primer ministro húngaro, Viktor Orban.

Y el presidente turco martilló: “si abrimos las puertas, es obvio a dónde irán…”.

Erdogan ha pedido más apoyo financiero a los países de la UE a su plan de crear una “zona segura” en Siria, a donde los refugiados puedan ser repatriados.

“Hay cuatro millones de migrantes en nuestro país“, recordó Erdogan. “Es muy probable que gran parte de esos migrantes se desplacen hacia Europa”, advirtió.

“La zona segura que queremos crear tiene por objetivo garantizar que los migrantes que están en nuestro país regresen a sus hogares, a sus tierras”, prosiguió.

Acusando a sus críticos occidentales de hacer la vista gorda respecto a los compromisos comerciales y políticos de sus países con otros, el húngaro Orban ha defendido una y otra vez la posición de Ankara.

Sin Turquía, no se puede detener la emigración hacia Europa (…) Como consecuencia de ello, Hungría es un socio estratégico de Turquía en cuestiones de seguridad y migración”, señaló Orban.

“Debemos hacer todo lo posible para evitar que masas de inmigrantes lleguen a la frontera sur de Hungría, y para elo es necesaria la ayuda de Turquía”, añadió el húngaro.

Erdogan ha agradecido públicamente el apoyo de Orban, uno de los pocos líderes europeos que asistió a la ceremonia inaugural de su segundo mandato, en julio de 2018, y el primero le retribuyó con una visita a Hungría en octubre del año pasado, antes de la de esta jornada.

La UE criticó duramente la ofensiva de Ankara el mes pasado en el norte de Siria, que fue lanzada para facilitar la creación de esa “zona segura”.

Pero, Hungría hizo postergar una resolución de la UE condenando la operación turca en el norte de Siria, con un Orban que insistía en que la ofensiva era del “interés nacional de Hungría”, puesto que ayudaría a frenar la llegada de refugiados a la UE.

Erdogan señaló que el enfoque de la UE está “últimamente muy lejos de ser constructivo (…) Esa actitud solamente perjudica a sus propios intereses”.

 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here