descono fuga Romero Deschamps
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este martes desconocer si Carlos Romero Deschamps, exlíder del sindicato de Pemex investigado por corrupción, se fugó del país.

“La información que tengo es que hay una investigación o dos, Pero que no hay orden de aprehensión o que se haya fugado o que esté enfermo. Eso no. No tengo esa información”, dijo el mandatario al ser cuestionado por el asunto durante la rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

El mandatario confirmó que la Fiscalía General de la República está investigando a Romero Deschamps por varias denuncias presentadas por particulares y por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del Gobierno federal.

Asimismo, negó que se hayan congelado las cuentas bancarias de Romero Deschamps, quien el pasado 16 de octubre abandonó el liderazgo del sindicato petrolero tras 26 años.

Medios locales publicaron el pasado fin de semana que la Fiscalía mexicana había pedido colaboración a la Interpol para localizar a Romero Deschamps, quien presuntamente habría huido del país a raíz de su persecución judicial.

Posteriormente, se publicó que Romero Deschamps no se había fugado de México, sino que el pasado viernes había sido sometido a una operación de tendón en un hospital de la capital mexicana.

Sobre Romero Deschamps (Tampico, 1944), quien fue líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde 1993, han planeado durante años numerosas acusaciones de corrupción y desvío de fondos sustentadas sobre un tren de vida desenfrenado, con mansiones, yates y autos de lujo.

Varias investigaciones periodísticas han revelado la maquinaria de corrupción existente dentro de Pemex durante Gobiernos anteriores, permitiendo un gran desvío de recursos que habría sido incluso utilizado para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Además, la Unidad de Inteligencia Financiera investiga a Romero Deschamps y a su familia por presunto enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Entre las operaciones sospechosas se encuentra un crédito por 500 millones de pesos obtenido por el sindicato en 2011 y que la organización justificó que se usó para construir casas para sus trabajadores.

El partido Movimiento Ciudadano (MC) y trabajadores de Pemex denunciaron este año a Deschamps ante la Fiscalía por robo de combustible, venta de plazas sindicales, desvío de recursos, enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y evasión y defraudación fiscal.