Javier Sicilia
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El poeta y activista mexicano Javier Sicilia aseguró este jueves que la política de seguridad del actual presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, “ha dejado de lado la verdad y la justicia”.

“Solo con una verdad y una justicia del tamaño de la tragedia y de la emergencia nacional que padecemos podremos, con la ayuda de todos, aspirar a la paz”, dijo en conferencia de prensa el poeta, quien acusó a López Obrador de abandonar la agenda de justicia transicional que adoptó como candidato junto a las víctimas de la violencia en el país.

Sicilia, junto a los LeBarón, familiares de los mormones asesinados en noviembre en el estado de Sonora, y acompañado de activistas y de otros parientes de víctimas, convocó a la ciudadanía a la “Marcha por la verdad, justicia y paz”, una caminata que saldrá desde Cuernavaca (Morelos) el 23 de enero y concluirá en la capital el día 26.

Una vez que los manifestantes lleguen a Ciudad de México, la intención de los convocantes es entrevistarse con el presidente, a quien esperan poder convertir en aliado para acabar con el “enemigo de todos”, que es la violencia.

“Estamos apostando a un llamado de escucha atenta y que realmente abra la puerta a ese diálogo”, dijo Sicilia, que perdió su hijo en 2011 a manos del crimen organizado, antes de subrayar que no está “contra el presidente ni contra la 4T (Cuarta Transformación, como denomina el mandatario a su proyecto político)”, sino contra el crimen.

Para acabar con la violencia, Sicilia reclamó poner las herramientas necesarias para construir una justicia transicional que ponga “en evidencia” al crimen organizado, en vez de atender casos particulares.

“Eso consiste en la búsqueda de verdad y de justicia para las numerosísimas víctimas que han provocado situaciones como la macrocriminalidad, en este caso, o la represión en las dictaduras, y que no pueden ser atendidas porque las instituciones del Estado no tienen la capacidad o la voluntad para ello”, explicó la activista Mariclaire Acosta.

Acosta, reconocida especialista en la defensa de los derechos humanos, dijo que en México no existe actualmente tal justicia transicional, “pese a que las instituciones lo llamen así”, porque no se está combatiendo la impunidad sino que “en el mejor de los casos” hay una visión de administrar el dolor de las víctimas.

Por su parte, Julián LeBarón, que también acudirá a la marcha, aseguró que a los políticos les conviene “que haya 100 muertos al día porque así la gente ni se fija en lo que están haciendo”, una situación frente a la que apeló a la conciencia y la unión ciudadana.

“Tenemos que asumir una responsabilidad personal y que cada uno aceptemos la que nos toca por todos los muertos. Y empezar a actuar para detenerlo”, advirtió.

A su vez, el activista Jacobo Dayán, del equipo de Sicilia, pidió a todos los estratos de las instituciones, incluido el más local, que se afanen en velar por la seguridad ciudadana para desde allí “tejer una política de migración, de drogas, de género y de respeto a los indígenas”