Handout photo released by the Mexican Foreign Ministry showing Mexican Foreign Minister Marcelo Ebrard (R) talkING with US Secretary of State Mike Pompeo during a private meeting in Mexico City on July 21, 2019. - US Secretary of State Mike Pompeo is in Mexico City as part of his four-nation tour of Latin America, where he is expected to press US efforts to curb immigration as President Donald Trump takes controversial measures to deter and remove mostly Central American migrants who are seeking safety in the United States (Photo by HO / Mexican Foreign Ministry / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / MEXICAN FOREING MINISTRY " - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
Ciudad de México, México.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, agradeció el domingo a México los “avances” para frenar la migración ilegal en vísperas de que venza un plazo fijado por Washington a esos efectos.

Pompeo se reunió este domingo en privado con el canciller Marcelo Ebrard, en el marco de una gira latinoamericana que incluyó escalas en Argentina y en Ecuador, y que debe culminar esta misma jornada en El Salvador.

Además del tema migratorio, estuvo sobre la mesa el dinero del narco Joaquín “Chapo” Guzmán, condenado la semana pasada a cadena perpetua en Estados Unidos, así como el tráfico ilegal de armas estadounidenses a México, dijo la cancillería mexicana en un comunicado.

El Departamento de Estado, en tanto, indicó que Pompeo y Ebrard abordaron, además del tema migratorio, el acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá y su “compromiso conjunto para promover oportunidades y prosperidad económica en el sur de México”.

– “Significativos avances” –

El Departamento de Estado señaló en su nota que Pompeo “agradeció” a Ebrard los “mayores esfuerzos de México” para frenar la migración, pues “los indicadores iniciales sugieren que están llevando a una reducción del flujo de migrantes ilegales que llegan a la frontera sur de Estados Unidos”.

Por su parte, la cancillería mexicana fue más allá y dijo que Pompeo “reconoció los significativos avances de los operativos mexicanos, en cumplimiento con el acuerdo entre ambos países alcanzado el 7 de junio en Washington D.C”.

“En virtud de dichos avances”, Ebrard “no considera necesario iniciar ningún tipo de negociación con respecto a un eventual acuerdo de Tercer País Seguro entre México y Estados Unidos”, agregó.

El concepto diplomático de Tercer País Seguro significaría en este caso que México recibiría a los solicitantes de refugio a Estados Unidos.

En la reunión con Pompeo, el canciller mexicano “precisó que la estrategia migratoria para garantizar flujos ordenados, seguros y regulares continuará durante los próximos 45 días”.

El gobierno desplegó en junio miles de soldados y policías en sus fronteras, en tanto aumentó las detenciones y deportaciones de migrantes, principalmente familias centroamericanas.

Las medidas lograron bajar el ingreso de migrantes a México, de 144 mil en mayo a unos 100 mil en junio, según cifras de la cancillería.

Trump había reconocido en los últimos días los logros en la materia de su vecino del sur: “Quiero agradecer a México, porque realmente han ido más allá, creo que va más allá de lo que pensábamos. Nunca esperamos 21 mil soldados” mexicanos desplegados en las fronteras norte y sur del país.

– El dinero del Chapo –

Asimismo, Pompeo y Ebrard abordaron la condena a cadena perpetua contra el narcotraficante mexicano Joaquín “Chapo” Guszmán en Estados Unidos.

En el encuentro, “se planteó la conformación de un grupo binacional para recuperar los bienes y activos vinculados con Joaquín Archivaldo Guzmán Loera”, indicó la cancillería.

Tras la sentencia del Chapo, el presidente mexicano, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, dijo que el dinero que haya obtenido en México “se tiene que devolver”.

El gobierno estadounidense busca requisarle más de 12 mil 600 millones de dólares.

Al salir de la cancillería, el convoy de Pompeo se vio momentáneamente detenido: José Luis González Meza, quien se presentó como abogado del Chapo, detuvo el paso de las camionetas blindadas portando un cartel que decía: “$Chapos$ MONEY, NO USA, SI MEXICO”.

“Que el dinero (del capo) quede en México”, dijo a la AFP Meza.

Por otra parte, Ebrard reiteró al gobierno de Estados Unidos una vieja petición: el despliegue de un operativo conjunto “para frenar el tráfico ilegal de armas que entran” a México por las ciudades de San Diego, El Paso, McAllen y Brownsville (Texas).

“Cinco puntos estratégicos para frenar este tipo de trasiego vinculado a los índices de inseguridad en México”, que han dejado más de 250 mil muertos desde 2006 cuando se militarizó la estrategia contra las drogas.

La reunión con Ebrard fue la única actividad de Pompeo en México, quien se dirigía a El Salvador, donde se reunirá con el presidente Nayib Bukele.