Dejar de ser un poder “inerte, opaco y poco apreciado” es uno de los retos del Poder Legislativo, consideró Salvador Barajas del Toro quien rindió el segundo informe de actividades de ese poder. El diputado tricolor enumeró los problemas y los aciertos del Congreso local en el último año de actividades. Refirió que a finales del 2011, el Congreso enfrentó la crisis más severa en la historia de ese poder, cuando en noviembre pasado, quedó imposibilitado para pagar los salarios de los trabajadores, lo que obligó a los diputados a tomar cartas en el asunto. Refirió que producto de ello, se trabaja en una reingeniería del Poder Legislativo, que traerá como consecuencia, según dijo el legislador ser más transparentes, eficaces, “y realizar nuestras labores con menos recursos”.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here