Luego de que un juez en Texas, suspendiera temporalmente dos programas claves de la reforma migratoria promovida por Barack Obama, reanudan el proceso de negociación,  una medida que de consolidarse terminará con una larga espera que más de cuatro millones de indocumentados viviendo han tenido que padecer, quienes habrían recibido beneficios migratorios este año, si las cortes no hubieran intervenido.