La propuesta del gobierno federal para aumentar un 5 por ciento los impuestos a compras finales no es más que un “IVA disfrazado”, y vendría a subsanar los recursos no captados por el concepto de tenencia, dijo la legisladora María Esther Scherman Leaño.