Los consejeros de la Comisión de Adquisiciones del Instituto Electoral en Jalisco, decretaron receso para determinar si existe o no un ganador entre las dos empresas que avanzan en el proceso de licitación para encargarse de las 10 mil 400 urnas electrónicas que se utilizarán en los comicios del próximo año.