Los disidentes del PVEM demostraron que son más de mil 500 y advirtieron que el líder del partido, Enrique Aubry, se está quedando solo. Lo acusaron de vender al PRI “una piñata sin fruta” y aseguraron que en el movimiento de izquierda con Enrique Alfaro sí encontrarán espacios y varios de ellos serán candidatos.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here