No cesa el ánimo panista de saquear Tonalá, acusa el síndico del ayuntamiento de Tonalá, Oswaldo Bañales, quien asegura que hay 300 exfuncionarios a los que califica de “sanguijuelas políticas”, que han demandado al municipio y exigen salarios caídos, así como su reinstalación en cargos que son de confianza y con duración sólo de tres años. El exsecretario general Ricardo Sigala, por ejemplo, pide 2 millones de pesos. Algunos son connotados consejeros políticos del partido.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here