Fotografía: AFP
Teherán, Irán.

La policía iraní anunció el miércoles que interrogaba a cuatro personas como parte de las investigaciones en torno a la explosión de una clínica la víspera, que mató a 19 personas.

La explosión en el centro sanitario Sina At’har dañó a los edificios colindantes en el barrio de Tajrish, de clase alta, situado en el norte de Teherán.

De los 19 muertos, 15 eran mujeres.

“La policía está interrogando a cuatro personas”, entre ellas el director general de la clínica, explicó el vicerresponsable de la policía de Teherán, el general Hamid Hadavand, citado por Iribnews, el sitio web de la televisión estatal.

Aunque es la segunda explosión de este tipo en los últimos días en Teherán, el jefe de la policía, el general Hossein Rahimi, descartó cualquier tipo de “sabotaje”.

La tragedia fue el resultado de “un incendio que se produjo en este centro sanitario privado”, explicó.

Los servicios de bomberos están inspeccionando la entrada de la clínica, donde había amontonadas varias bombonas, según pudo presenciar la AFP.

“El almacén donde estaban las botellas de oxígeno sufrió un incendio. Hubo una terrible explosión”, explicó a la AFP Payam Momeni, el director de la farmacia de la clínica.