Ciudad de México, México.

La población acudió desde este jueves a un polémico referendo, realizado en medio de irregularidades, para decidir entre un costoso aeropuerto para Ciudad de México o un proyecto económico propuesto por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Esta consulta, realizada por decisión de López Obrador, que asume el 1 de diciembre, se realiza en mil 073 mesas distribuidas en México y que abrirán a diario hasta el domingo, cuando se espera conocer resultados preliminares.

Al mediodía, en redes sociales y medios locales, se denunciaba la ausencia de mecanismos para impedir que una misma persona vote varias veces en distintas mesas.

El refrendo no cuenta con marco legal alguno, no participan autoridades electorales y es organizado por organizaciones sociales y personal del equipo del próximo mandatario izquierdista.

Personal de la AFP consiguió, en menos de 30 minutos, votar dos veces en dos mesas distintas localizadas a menos de 2 km de distancia. Para votar, los ciudadanos acuden a cualquier mesa, sin importar que no esté en la zona electoral donde viven, y mostrar su carnet de votante.

Se informó que habría una aplicación para que los encargados de recibir el voto ingresaran el número del carnet y evitar que un elector vote dos veces. Pero la AFP constató que en una ocasión se apuntó el número en un cuaderno y en otra en un teléfono móvil en el que no se observaba la aplicación.

La consulta, promesa de campaña de López Obrador, estuvo precedida de una oleada de críticas de analistas políticos, que alertaron sobre la falta de rigor, además de que las mesas fueron instaladas principalmente en zonas de simpatizantes de López Obrador.