Piden libertad bajo fianza en EE.UU. para exministro de Seguridad de México
Fotografía: El Unversal
Nueva York,  EEUU.
Los abogados del exministro de Seguridad mexicano Genaro García Luna, en espera de juicio en EEUU por narcotráfico, pidieron al juez del caso Brian M. Cogan que autorice la libertad de su cliente bajo una fianza de un millón de dólares y un dispositivo de localización, según señalan documentos de la corte federal para el distrito Este de Nueva York donde se le juzga.

La defensa de García Luna, a cargo de la firma César de Castro, envió una carta a Cogan, que también presidió el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en la que propone que se le imponga una fianza de un millón de dólares respaldada por propiedades del acusado en EE.UU., done reside desde el 2012, y por tres personas que no son identificadas en el documento.

García Luna, que fue el responsable de Seguridad durante el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), y detenido el pasado 9 de diciembre en Dallas (Texas), está acusado de tres cargos de conspirar para traficar cocaína a EEUU y otro por falso testimonio.

En su primera audiencia ante un juez en Nueva York, el pasado 3 de enero, se le leyeron los cargos de los que se declaró no culpable y se negó la petición de su defensa de que se le dejara libre bajo fianza, a lo que se opone la Fiscalía federal que ha argumentado riesgo de fuga.

Sin embargo, la defensa aseguró al juez en la carta enviada hoy que tal riesgo de fuga no existe y expone varias razones, la primera de ella sus “suficientes vínculos” con este país, donde ha vivido y tiene su residencia permanente desde el 2012, su esposa e hijos están aquí y destaca que tiene propiedades que ha ofrecido como garantía.

Recuerda, además, que su cliente entregó al Gobierno su pasaporte y tarjeta de residencia permanente, no tiene bienes y afirma que el pensamiento de que pueda escapar a México “es absurdo”, ya que no tiene acceso al sistema financiero y probablemente enfrentaría arresto y enjuiciamiento.

El abogado argumenta también que García Luna conocía las alegaciones (de presunto narcotráfico) un año antes de su arresto y no huyó de EEUU.

De Castro alega, además, que las condiciones de seguridad en que es mantenido García Luna en la Metropolitan Detention Center en Brooklyn, distrito donde también se ubica el tribunal donde enfrenta su proceso judicial, dificulta poder asistirle adecuadamente para su defensa.

De acuerdo con el abogado, el dispositivo de localización que solicita como condición a la libertado bajo fianza aseguraría su regreso al tribunal para enfrentar el proceso en su contra.

“Escapar sería casi imposible”, argumentó De Castro al juez federal.

Por su parte, el togado anunció que tomará una decisión el próximo 2 de abril.

La Fiscalía federal acusa a García Luna de aceptar millones de dólares en sobornos de “El Chapo”, exlíder del cártel de Sinaloa que fue condenado a cadena perpetua por el mismo tribunal ante el que ahora se enfrenta el exministro de Seguridad de México.

El auto de acusación sostiene, además, que entre 2001 y 2012 aceptó sobornos a cambio de brindar protección al cartel de Sinaloa para sus actividades de narcotráfico.

Recuerda, también, que entre 2001 y el 2005, el acusado dirigió la Agencia Federal de Investigación (AFI) de México (creada en 2001 bajo la residencia de Vicente Fox que le nombró al cargo) y de 2006 a 2012 fue el Secretario de Seguridad Pública, que controla la Policía federal, bajo la Presidencia de Felipe Calderón.

García Luna fue detenido tras los testimonios de varios narcotraficantes durante el juicio al Chapo, que se celebró entre noviembre de 2018 y febrero de 2019 y en el que el narcotraficante fue condenado a cadena perpetua.