Siria
Fotografía: AFP
Washington, Estados Unidos.

El Pentágono afirmó el lunes que Estados Unidos no apoya una eventual invasión militar turca en el norte de Siria, y advirtió que un ataque así podría desestabilizar la región.

La declaración del Pentágono tiene lugar después de que el presidente Donald Trump anunciara la retirada de las fuerzas estadounidenses de áreas clave del norte de Siria, una decisión que pareció dar luz verde a Turquía para atacar a sus enemigos kurdos, aliados de Washington contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

Trece horas después del inesperado anuncio de Trump, un portavoz del Pentágono dijo que el secretario de Defensa, Mark Esper, y el presidente del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, habían dicho a sus homólogos turcos “que una acción unilateral crea riesgos para Turquía”.

“El Departamento de Defensa dejó en claro a Turquía, al igual que el presidente, que no apoyamos una operación turca en el norte de Siria. Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no van a apoyar ni van a participar en una operación de este tipo”, dijo el portavoz del Pentágono Jonathan Hoffman, en un comunicado.

Trabajaremos con nuestros otros aliados de la OTAN y con los socios de la coalición (internacional antiyihadista, liderada por Washington), para reiterar a Turquía las posibles consecuencias desestabilizadoras de potenciales acciones para Turquía, la región y más allá”, agregó.

El domingo por la noche, Trump anunció la retirada de las fuerzas estadounidenses de áreas clave del norte de Siria, una decisión que generó muchas críticas puesto que supone de hecho el abandono de los aliados kurdos, cruciales para ayudar a derrotar al EI.

El anuncio de Trump generó preocupación de que las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos se verán obligadas a abandonar a unos 10 mil combatientes del EI que tienen capturados, lo que potencialmente permitiría al grupo extremista restablecerse.

Si Turquía invade el área, dijo Hoffmann, “sería responsable, junto con las naciones europeas y otros, de miles de combatientes del EI que fueron capturados y derrotados en la campaña (liderada) por Estados Unidos”.