Siria
Fotografía: Adem Altan - AFP
Ankara, Turquía.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció el miércoles que las patrullas conjuntas con Rusia comenzarán el viernes en el norte de Siria, después de la retirada de las fuerzas kurdas.

“El viernes iniciamos el trabajo de terreno conjunto con los rusos. Es decir, empezamos las patrullas”, dijo Erdogan ante los diputados de su partido, en Ankara.

En virtud de un acuerdo alcanzado la semana pasada entre Erdogan y su homólogo ruso Vladimir Putin, la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG) tenía hasta el martes a las 15H00 GMT para retirarse de sus posiciones fronterizas con Turquía.

Turquía se propone establecer una “zona segura” de unos 30 kilómetros de profundidad a lo largo de su frontera para separarla de las YPG, que califica de “terroristas” pero que están aliadas con los países occidentales en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El acuerdo con Rusia y otro concertado unos días antes con Estados Unidos permitieron detener una ofensiva que Turquía lanzó el 9 de octubre contra las fuerzas kurdas.

El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shogu, declaró el martes que la retirada de los combatientes kurdos había terminado.

Por su parte, Erdogan afirmó que Turquía podría verificar la realidad de esa retirada tras el inicio de las patrullas que realizará conjuntamente con los rusos.

“La parte rusa nos ha dicho que 34 mil miembros de la organización terrorista han salido, con 3 mil 260 armas pesadas, de la zona de 30 km de profundidad. Si bien los datos con los que disponemos indican que el éxito no ha sido completo, daremos la respuesta adecuada después de nuestras constataciones sobre el terreno”, dijo.

“Nos reservamos el derecho de reanudar nuestra operación si vemos que los terroristas no se han retirado más allá de 30 km o si los ataques continúan, independientemente de su procedencia”, añadió