Patronal mexicana pide apoyo y
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió este lunes a las empresas mexicanas que se solidaricen con el paro nacional convocado por colectivos feministas y aseguró que “confía en que todas las empresas serán empáticas” con las mujeres que decidan ausentarse de sus puestos de trabajo el próximo 9 de marzo.

En un comunicado, este organismo, cúpula que representa a los empresarios mexicanos, aseguró que son sensibles a la “grave crisis de violencia que viven las mujeres” en el país, al mismo tiempo que calificó de “inaceptables” los crecientes índices de abuso, acoso y feminicidios.

Lamentó que hasta ahora la respuesta de las autoridades “no ha sido adecuada ni suficiente” y recordó que “todos fallamos como sociedad en nuestra parte de responsabilidad” al ser omisos ante la vulneración de los derechos humanos de las niñas, adolescentes y mujeres en México.

Señaló que tanto Gobierno como sociedad “debemos garantizarles el derecho a la vida”, la cual debe ser digna y libre de violencia.

Del mismo modo, dijo que espera que las empresas sean “empáticas” con las mujeres que decidan ausentarse de sus trabajos el próximo lunes 9 de marzo. “Facilitando todos los elementos necesarios para su participación en el paro convocado”, apuntó.

Aseguró que está trabajando en conjunto con empresas y organismos empresariales para avanzar en medidas concretas que permitan proteger a las mujeres al interior de sus organizaciones con el fin de convertir los espacios en algo seguro y libre violencia.

Detalló que entre las medidas para ello está la realización de un manual de prevención y combate a la violencia de género en los lugares de trabajo; un protocolo base para establecer un sistema interno de denuncia y campañas de comunicación interna de prevención y creación de consciencia.

“Es tiempo de solidaridad y empatía, pero también de responsabilidad y acciones. Cada uno debemos hacer lo que nos corresponde”, puntualizó.

Este lunes, también la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y sus 65 centros empresariales anunciaron su solidaridad al movimiento de huelga, que empezó a convocarse en redes sociales la semana pasada luego de varios casos de asesinato muy mediáticos como el de Fátima, una niña de siete años de la Ciudad de México.