apa Francisco sustituye al cardenal mexicano
Fotografía: Medios
Ciudad de México, México.

El papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal Norberto Rivera Carrera a la cabeza de la arquidiócesis de México y designó como sucesor al cardenal Carlos Aguiar Retes, indicó este jueves en un comunicado el Vaticano.

Con la salida del cardenal Rivera Carrera, quien cumplió 75 años en junio, edad límite para jubilarse, se cierra un ciclo para la iglesia mexicana.

Me llevo la satisfacción de no haber permanecido mudo ante la violación de los derechos humanos y divinos de mi madre la Iglesia“, dijo Rivera en una carta difundida por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Lamento si, por mi posición firme, alguien se sintió ofendido y lastimado, y una vez más pido humildemente perdón a quien, aun sin querer, haya ofendido“, añadió el cardenal.

Los exsacerdotes Alberto Athié y José Barba denunciaron ante la fiscalía general en junio a Rivera por presuntamente encubrir a 15 sacerdotes.

Norberto Rivera ya compareció ante las autoridades, pero sin la presencia de los denunciantes.

La denuncia se originó luego de que en diciembre del año pasado, presuntamente Norberto Rivera dijo que supo que 15 sacerdotes de su arquidiócesis fueron acusados de pederastia por lo que los denunció ante El Vaticano, pero no ante las autoridades judiciales mexicanas.

Por otro lado, el nuevo encargado de la influyente arquidiócesis de México ejercía como arzobispo de Tlalnepantla, tiene 67 años y es considerado entre los purpurados más cercanos al papa Francisco.

Licenciado en Sagradas Escrituras en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, Aguiar se graduó en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana (1997) de Roma.

Obispo desde 1997, de 2006 a 2012 fue presidente de la Conferencia Episcopal de México y presidente de 2011 a 2015 de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (Celam).

Recibió el título de cardenal en 2016 de manos del papa Francisco y es miembro del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso así como de la Pontificia Comisión para América Latina.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here