desarrolladores de vacunas
Fotografía: EFE/Pedro Puente hoyos
Ciudad de México, México. 

El desarrollo de las vacunas es un camino que nunca termina y la pandemia por COVID-19 podría ser “un momento histórico” para el mundo de la ciencia que hoy enfrenta una carrera contrarreloj para conseguir una vacuna contra el virus, dijeron este miércoles expertos.

“Este es un momento sin precedentes, histórico, porque encontrar una vacuna generalmente tarda muchos años y el reto hoy es encontrarla lo más pronto posible”, dijo a Efe la médico internista Alejandrina Malacara.

En el marco de la Semana Mundial de la Inmunización, que se celebra cada año la última semana de abril, la especialista indicó que la pandemia por COVID-19 que se vive actualmente en el mundo ha abierto nuevos paradigmas para acelerar el desarrollo de vacunas y marca una nueva era para el proceso de vacunas innovadoras.

“Es un cambio en la vía tradicional del desarrollo de vacunas. Algunas de ellas pueden tardar hasta 10 años en desarrollarse, hoy el coronavirus exige a la ciencia, en escenarios más optimistas, que esté disponible en máximo 18 meses”, aseveró.

La también directora médica de Sanofi Pasteur explicó que actualmente hay más de 20 empresas que están buscando una vacuna contra la COVID-19 pues es la única herramienta que ayudaría a controlar infecciones pandémicas como esta, que ya suma más de 3 millones de contagiados a nivel mundial y ha cobrado la vida de unas 220 mil personas, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El doctor Isaac Estrada, neonatólogo pediatra y presidente de la Federación Nacional de Neonatología de México, indicó que el principal desafío de la ciencia actualmente es conocer a fondo el comportamiento de la enfermedad para así poder investigar y desarrollar una vacuna que ayude a combatir el virus.

Indicó que en este momento, hablar de inmunización de por vida es muy oportuno y urgente debido a la propagación de enfermedades prevenibles como el sarampión, que ha tenido un nuevo brote en países como México.

Además, dijo que la amenaza reciente por COVID-19, aunado a los brotes de zika y ébola han exaltado la importancia de desarrollar vacunas para prevenir miles de muertes en el mundo.

La doctora Malacara expresó que el trabajo en el desarrollo de vacunas “nunca acaba”, pues aunque hoy existen para prevenir más de 25 enfermedades, con el tiempo se encontrarán nuevos agentes, además de que siempre existirá la inquietud de mejorar las vacunas ya existentes.

“Hay áreas de oportunidad, buscamos que algunas vacunas, por ejemplo, sean de una sola aplicación o que una sola vacuna prevenga muchas enfermedades, e incluso las vías de administración, que no sean siempre inyectadas”, indicó.

LA MEJOR HERRAMIENTA CONTRA LAS ENFERMEDADES

Los especialistas destacaron la importancia de la inmunización de por vida la cual, dijeron, debe verse como una estrategia de largo plazo para mejorar la salud y apoyar la sostenibilidad de los sistemas de salud.

“Vacunar, por ejemplo, a los recién nacidos significa darles herramientas para que su crecimiento sea óptimo y esté en menos riesgo de padecer enfermedades infecciosas”, destacó Estrada.

Explicó que con ello los seres humanos desarrollan una serie de defensas que evitarán que se presente la enfermedad o que esta no se presente tan severa, lo que ayuda a que los sistemas de salud no se saturen.

“La inmunización es la base del sistema de atención primaria de salud y un derecho humano indiscutible”, manifestó el especialista.

La doctora Malacara señaló que es importante recordar que las vacunas no son solamente para la infancia “pues hay vacunas para todas las etapas de la vida”.

Y destacó que la inmunización es una inversión para el futuro, pues ayudan a crear un mundo “más saludable, más seguro y más próspero para todos”.