De la mano del afamado y reconocido director japonés, Takashi Miike (1960), nos presentan esta producción del año 2014, Kamisama no Iu Toori, película de ciencia ficción y terror, inspirada en el manga homónimo (otra, ya sé) escrito por Muneyuki Kaneshiro e ilustrado por Akeji Fujimura.

La historia es muy extraña, se sitúa en una secundaria normal y aburrida (como todas las japonesas y mexicanas), y de repente –como es de esperarse- empiezan a suceder hechos extraños. En los diferentes salones de la escuela, aparecen juguetes japoneses (con vida) que los obligan a participar en una serie de retos y juegos -con la pequeña acotación de que en caso de perder, los participantes mueren de manera sangrienta- se supone que todo esto está sucediendo a lo largo del mundo, causado por un Dios con un sentido del humor bastante retorcido.

Para quienes conocen el cine de Takashi Miike, recordarán películas como Ōdishon (Audición), Zatoichi o Ichi the Killer, por mencionar algunas de su larga carrera cinematográfica, pues el gore, la violencia y todas esas cosas bonitas están presentes en sus producciones, Kamisama no Iu Toori no es la excepción.

Como en otras historias del anime, el manga o películas japonesas, no tenemos la menor idea de lo que está pasando, el porqué de esto o qué fin tendrá, pero bueno, dirían en una película de zombis “no importa por qué surgieron los muertos-mutantes, la cuestión ahora es sobrevivir”; y con esta filosofía de vida tan compleja, es que se desarrollan los hechos; por cierto, no es la gran cosa su temática ya vista en otras producciones, que como lo mencioné, está basada en un manga y resume como una docena de capítulos, por lo que van a sentir que todo sucede muy rápido, sin embargo, si nos concentramos exclusivamente en el gore, la película es bastante divertida y te mantendrá atento a todas las mortales pruebas que tienen que enfrentar los participantes (forzados) para lograr sobrevivir.

Una buena opción para estas vacaciones de semana santa (bueno, lo decía en broma, pero como deberán transmitir en estos días La pasión de Cristo pues ya no quedan tan mal la sangre y violencia, ya que ambas tienen esto en común).

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here