Industria farmacéutica
Fotografía: EFE - EPA
Guadalajara, Jalisco.

Un paciente decidió donar plasma como parte del protocolo de estudio que realiza el Instituto Mexicano del Seguro Social, denominado “Eficacia y seguridad de plasma de donadores convalecientes por COVID-19 en pacientes con síndrome de infección respiratoria aguda grave por el virus SARS- COV2”.

Este comenzó con los síntomas el primer lunes de marzo con dolor de cabeza y cuerpo, a los tres días inició con fatiga extrema, pérdida del apetito, de los sentidos del gusto y olfato, comezón y ardor en ojos, acudió a una unidad médica familiar en Guadalajara dio positivo a la prueba COVID-19 al igual que su esposa.

Ahora, el paciente tras dar negativo a la misma prueba de hace dos meses, que lo paralizó, acudió al Banco Central de Sangre del Centro Médico Nacional de Occidente para formar parte del proyecto nacional del IMSS cuyo objetivo es captar la donación de plasma de pacientes que ya tuvieron el virus, pero que ya están recuperados y han dado negativo a las pruebas, para generar anticuerpos en personas que actualmente están en fase activa de la enfermedad.

El Banco Central de Sangre del IMSS en Guadalajara, el de Monterrey y los dos de la Ciudad de México: en el Hospital de La Raza y el Centro Médico Siglo XXI serán los que capten a los donadores en la primera fase del protocolo de estudio.

Isaura López Villalobos