Sea Eye
Fotografía: DPA
Roma, Italia.

La organización humanitaria alemana Sea Eye rescató hoy a 65 migrantes en aguas internacionales frente a las costas de Libia, informó la propia organización en su cuenta de Twitter.

 

Los migrantes fueron descubiertos mientras navegaban en un bote neumático, con exceso de carga, y subidos a bordo del “Alan Kurdi”, uno de los barcos de rescate de Sea Eye.

La organización informó a los centros de rescate de Libia, Italia, Malta y Alemania. Su centro de operaciones en Bremen se puso en contacto con el ministerio de Asuntos Exteriores alemán, comunicaron.

El “Alan Kurdi”, bautizado así en honor al niño refugiado sirio de tres años que apareció ahogado en una playa de Turquía en septiembre de 2015, navega bajo bandera alemana.

Otro barco, de la organización italiana Mediterranea, se encuentra actualmente a la espera de poder atracar en un puerto seguro, tras haber rescatado a más de 50 migrantes en su velero “Alex”. El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, ya ha prohibido su entrada.

Malta se había comprometido a aceptarlos, siempre y cuando Italia se haga cargo de 55 migrantes que ya se encuentran en territorio maltés.

Un barco de la organización alemana Sea Watch, el “Sea-Watch 3”, esperó durante más de dos semanas el permiso para atracar en la isla de Lampeduda. Cuando lo hizo, sin autorización oficial, su capitana Carola Rackete fue arrestada. Sin embargo, una jueza italiana decretó su liberación esta misma semana.