OTAN
Fotografía: Aris Oikonomou - AFP
Bruselas, Bélgica.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró este viernes no ver intenciones en Rusia de respetar el tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés), tras una reunión de responsables de la Alianza y rusos.

“No hemos visto ninguna señal de la voluntad de Rusia de volver a cumplir con el tratado INF”, dijo Stoltenberg en rueda de prensa en Bruselas al término de una reunión del Consejo OTAN-Rusia.

El jefe de la Alianza reiteró que la “continua violación por parte de Rusia” es la única causa de la amenaza que pesa sobre el tratado. “La única manera de salvar el tratado es que Rusia vuelva a cumplirlo”, abundó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ratificó el miércoles la suspensión por Rusia de su participación en este tratado firmado durante la Guerra Fría con Estados Unidos, que fue el primero en denunciar el acuerdo en febrero.

La suspensión implica que Rusia deja de conformarse a este texto firmado en 1987 por Estados Unidos y la entonces Unión Soviética, y que les prohibía el desarrollo de misiles terrestres de un alcance de 500 a 5,500 km.

El tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF) fue denunciado por el presidente estadounidense Donald Trump el 1 de febrero, y al día siguiente por Moscú. Los dos países se acusan mutuamente de violarlo.

Washington se retirará definitivamente del acuerdo el 2 de agosto si Rusia no destruye antes un controvertido sistema de misiles que según Estados Unidos y la OTAN viola el tratado.

La firma del tratado INF puso fin a la crisis de los euromisiles provocada por el despliegue en Europa de los SS-20 soviéticos con cabezas nucleares, replicada por el emplazamiento de los Pershing estadounidenses.

Su suspensión hace temer una nueva carrera armamentística entre Moscú y Washington.