Fotografía: AFP
La Haya, Holanda.

Los estados miembros de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) advirtieron el jueves al régimen sirio que podrían tomar medidas después de un informe que lo señala como responsable de ataques químicos en su propio suelo.

El equipo de identificación e investigación (IIT) de la organización, con sede en La Haya, estableció en abril que la Fuerza Aérea de Bachar al Asad había lanzado bombas con gas sarín y cloro en 2017 en Latamné, en el norte de Siria, en violación de la convención sobre las armas químicas.

La moción, propuesta por Francia, demanda a Damasco que “corrija la situación en un plazo razonable”.

También se refirió a “las medidas que podrían adoptarse” en la conferencia de los estados miembros, que tendrá lugar en noviembre, en caso de que Siria no actuara.

Dentro de las medidas, la más importante sería una posible suspensión de los derechos de voto de Siria en la OPAQ, según una fuente diplomática.

El gobierno sirio niega constantemente cualquier implicación en ataques químicos, afirmando haber entregado todos sus arsenales de estas armas en virtud de un acuerdo alcanzado en 2013.