Carlos Mesa exige nuevas elecciones
Fotografía: Daniel Walker - AFP
La Paz, Bolivia.

El candidato opositor y expresidente Carlos Mesa demandó este domingo nuevas elecciones en Bolivia, con un renovado tribunal electoral, como vía de solución pacífica a la crisis política desatada tras la cuestionada reelección del mandatario Evo Morales.

“Creemos, por lo tanto, que la mejor solución a esta crisis en las actuales circunstancias es una nueva elección, administrada por un nuevo OEP (órgano electoral) imparcial y con la observación rigurosa de la comunidad internacional”, declaró Mesa al término de una asamblea nacional de su partido, Comunidad Ciudadana (CC).

“Convocamos a mantener la movilización ciudadana unida y activa, siempre en los marcos de la paz y la no violencia”, agregó Mesa, segundo en los comicios del 20 de octubre.

La oposición afirma que Morales ganó la reelección con “fraude”, por lo que hay protestas, con paros cívicos y cortes de calles, desde el día siguiente de los comicios, con un saldo de dos muertos y unos 140 heridos, según balance oficial.

“Evo Morales tiene en sus manos la pacificación del país y la salida democrática a la crisis”, señaló el expresidente (2003-2005), quien leyó un comunicado sin responder preguntas de los periodistas.

Por su parte, José Antonio Quiroga, otro dirigente de CC, dijo que “Bolivia necesita un gobierno legítimo, que tenga amplio respaldo y la transparencia del voto popular”, en alusión a que Morales se encamina a iniciar un nuevo periodo de cinco años el 22 de enero próximo, con apoyo mermado tras una cuestionada reelección.

Sobre un ultimátum para que Morales renuncie a más tardar este lunes, lanzado el sábado por el Comité Cívico de Santa Cruz, la rica región oriental de Bolivia, Quiroga dijo que CC no ha planteado ese tipo de demandas, aunque las “entiende”.

“Entendemos que los pedidos de renuncia son una respuesta de sectores de la sociedad que no encuentran una salida a esta crisis”, expresó Quiroga, quien declinó comentar el llamado del Comité de Santa Cruz para que las Fuerzas Armadas intervengan en la crisis política.