[[{“fid”:”50911″,”view_mode”:”media_original”,”fields”:{“format”:”media_original”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”attributes”:{“height”:”386″,”width”:”561″,”class”:”media-element file-media-original”},”link_text”:null}]]

A estas alturas, ya muchos vieron o van a ver esta película, en parte por las recomendaciones de los mismos espectadores o porque es una de las pocas películas en cartelera en la ciudad que está nominada a la edición número 89 de los Premios Oscar como mejor película. La La Land – Una Historia de Amor- es un musical que tiene como protagonistas a los actores Ryan Gosling y Emma Stone, escrito y dirigido por Damien Chazelle (Providence, Rhode Island, 1985) quien en su haber cuenta con trabajos tan exitosos como Whiplash (2014) que también estuvo nominada a los Premios de la Academia. 

 La La Land es un homenaje a los grandes musicales de Hollywood; una historia de dos personajes que luchan por sobresalir, triunfar y lograr que sus sueños se hagan realidad en un entorno hostil, por supuesto, y como debe ser en estas cosas, el camino al éxito está plagado de fracasos y retos que deberán sortear. En ese sentido no resulta muy original pero sí es divertida y para estos tiempos, refrescante. 

Para seguir con la misma tónica alegre me gustaría recomendarles otros musicales que también vale la pena conocer, en parte porque algunos son referencia directa de la misma La La Land, además no les hecho a perder la diversión, así que cuando puedan, vayan y disfruten de un Ryan Gosling que deja su auto y su poca expresividad y se pone a bailar y cantar con notable alegría. 

Aquí les dejo diez opciones que también pueden bailar:

 

– Desde la primera película musical de la historia, The Broadway Melody(1929), estas producciones han sido una pieza fundamental para el éxito de la meca del cine y el espectáculo.

 

– The Wizard of Oz (El mago de Oz, 1939). Producción legendaria dirigida por Victor Fleming y protagonizada por Judy Garland, se volvió un clásico de todos los tiempos. Un viaje por el camino amarillo en busca del mago, que incluye zapatillas de rubí, tres compañeros extraños y a Toto.

 

– Singin’ in the Rain (Cantando bajo la lluvia, 1952). Una de las más icónicas en la historia del cine, bailar y cantar bajo un aguacero no es fácil. Saca el paraguas y unas toallas para secarte. 

 

– The King and I (El rey y yo, 1956). El director Walter Lang puso a bailar al actor Yul Brynner (después le darían unos revólveres y vaya que haría bailar con ellos), la película ganó varios Oscars y tiene una versión más reciente –no musical– con Jodie Foster y Chow Yun-Fat como protagonistas. 

 

– West Side Story (Amor sin barreras, 1961). Este drama musical trata sobre dos pandillas de la ciudad de Nueva York, una de puertorriqueños y otra de origen irlandés que se disputan el control de un barrio. Una historia moderna de Romeo y Julieta que fue sobresaliente en su época por la incorporación de actores latinos en el reparto. 

 

 Mary Poppins (1964). Disney le pone música a casi todo lo que hace, esta película con Julie Andrews, como la niñera mágica, es uno de los musicales más recordados; nominada a 13 premios de la Academia -a la fecha, única película de esta compañía con tantas nominaciones-.     

 

– The Sound of Music (La novicia rebelde, 1965). Las chicas religiosas bailan y cantan; también Julie Andrews protagonizó esta historia ganadora del Oscar a la Mejor película, parodiada en mil formas, cómo podríamos olvidar las escenas de Julie corriendo por los montes austriacos como si un maniaco la persiguiera.  

 

– Saturday Night Fever (Fiebre de sábado por la noche, 1977). John Travolta es recordado por dos películas, bueno, tres… Pulp Fiction(1994), Mira quién habla (1989) y, por supuesto, Saturday Night Fever, con música de los Bee Gees, cómo no mencionar a Tony Manero (Travolta) caminando de manera cadenciosa con Stayin’ Alive por la calles de Nueva York. Toda la buena música y baile de los 70. 

 

– Flashdance (Electrodanza, 1983). Dirigida por Adrian Lyne es una película que marcó los años 80. Muchxs bailarinxs se auto-reclutaron en las academias y estudios de danza después de ver esta producción que, para variar, es una historia de ascenso al éxito. Protagonizada por la hermosa actriz Jennifer Beals, quien, por cierto, no hizo las coreografías.

 

– Moulin Rouge (Moulin Rouge: Amor en Rojo, 2001). Esta película sí te hará llorar, dirigida por Baz Luhrmann, interpretada por Nicole Kidman y Ewan McGregor, una historia de amor y tragedia. Lleva tus pañuelitos para la moquera.

 

– Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street (Sweeney Todd, el barbero demoníaco de la calle Fleet, 2007). Este musical dirigido por Tim Burton, es una historia oscura de humor negro y tragedia, protagonizada por Johnny Depp, Helena Bonham Carter y Alan Rickman, trata sobre un barbero que es acusado de un crimen que no cometió, es exiliado para volver muchos años después con un solo pensamiento en la cabeza: vengaza. Una versión sangrienta del conde de Montecristo.

Espero se animen con los musicales que no hayan visto aún y espero sus comentarios sobre La La Land.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here