Siria
Fotografía: AFP
Estambul, Turquía.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan afirmó el viernes que la ofensiva en el noreste de Siria se reanudará el martes por la noche si las fuerzas kurdas no se retiran de este sector, como está previsto en el acuerdo de tregua del jueves.

“Si las promesas se respetan de aquí al martes por la noche, la cuestión de la zona de seguridad estará resuelta. Si no, la operación ‘Manantial de paz’ se reanudará en cuando expire el plazo de 120 horas, dijo Erdogan en una rueda de prensa.

En virtud de un acuerdo alcanzado el jueves por el vicepresidente estadounidense Mike Pence durante una visita a Ankara, Turquía acordó suspender por cinco días su ofensiva lanzada el 9 de octubre y ponerle fin si las fuerzas kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG), que Ankara considera “terroristas”, se retiran durante ese período de las zonas fronterizas de Turquía en el noreste de Siria.

“Hemos fijado un límite de 120 horas para que esta región sea limpiada de los grupos terroristas”, precisó Erdogan.

El acuerdo también prevé el establecimiento de una “zona segura” de 32 km de profundidad en territorio sirio.

Erdogan reiteró el viernes que la zona debería “extenderse a lo largo de 444 km” y no solamente en las zonas que las fuerzas turcas ya controlan en territorio sirio, es decir, 120 km entre las localidades de Tal Abyad y Ras al Aín.

El presidente de Turquía afirmó también que parte de los 3.6 millones de refugiados sirios que vivían en Turquía serían trasladados a esa “zona segura”.

Para albergar a estos refugiados “tenemos previsto construir 140 aldeas con 5 mil habitantes en cada una y 10 distritos con una población de 30 mil habitantes en cada uno”, afirmó.

Además, aseguró que Turquía no tenía la intención de permanecer indefinidamente en el norte de Siria.

“No tenemos la intención de permanecer en el norte, eso está fuera de discusión”, dijo.