Poncitlán, Jalisco. 

La región Ciénega y los municipios que la conforman están preparados para el temporal de huracanes, según el primer comandante y encargado de la región, Nicolás Mendoza Longinos, quien dice que desde el pasado cinco de mayo, ha habido reuniones con los directores de protección civil municipal y presidentes para detectar riesgos y tomar acciones preventivas:

“Todos los municipios fueron convocados para que tomaran acciones y se les informó vía oficio. Se les han mandado tres oficios donde se les han dado las recomendaciones y se les han indicado cuáles son los lugares para que pudieran mitigar los diferentes tipos de riesgo para disminuir el efecto de inundaciones y daños a la vida y la población civil de la región Ciénega y así ha sido en todo el estado de Jalisco”.

Esto viene a colación por la formación del huracán “Dora”, el cual es el tercer fenómeno meteorológico que se forma en el pacífico este año, pero es el que más cerca ha estado de las costas jaliscienses. Mendoza Longinos nos habló sobre las acciones específicas que se han hecho para prevenir los desastres que este huracán pudiera causar:

“Todos los titulares de protección civil se comprometieron a llevar a cabo estas acciones, con maquinaria o pidiendo el recurso necesario al estado o utilizando el de su propio municipio, desde la descacharrización, para evitar la proliferación de moscos, la limpieza de alcantarillas bocas de tormenta y acciones que tiene que ver con desazolve”.

El comandante hizo hincapié, en que la región Ciénega aunque no está muy cerca de la costa del pacífico, sí puede sufrir los efectos de los huracanes, sobre todo por las precipitaciones, por ello la importancia de las acciones de prevención. También dijo que aunque los municipios manifestaron estar preparados y haber tomado las recomendaciones, deben estar alerta ante cualquier eventualidad.

Mendoza Longinos se refirió al río Santiago y Zula, dos de los cuerpos de agua más importantes de la región, cuyo cuidado, desazolve y limpieza corresponde a cada municipio por el que transita, por lo que la coordinación resulta fundamental para evitar desbordamientos, ya que sí un municipio no trabaja, puede causar desastre en otro, lo mismo sucede con otros cuerpos acuíferos de considerable tamaño como las represas.

Por último, el comandante hizo un llamado a la población para que también ayuden en las tareas de prevención, manteniendo limpias las calles, no tirando basura que pueda obstruir tuberías y en el caso particular del huracán “Dora”, estar pendientes de los medios para no ser sorprendidos en caso de algún cambio de trayectoria imprevisto o aumento en la fuerza del fenómeno.

Por Juan Carlos Salcido.