Ocotlán, Jalisco

Tres de las cuatro plantas tratadoras que se encuentra por la Ribera norte del lago de Chapala están inundadas a causa de la creciente de este temporal, y las otras cuatro que se encuentran en el municipio de Poncitlán aún no son habilitarlas, por lo que las aguas residuales que desecha tienen paso directo al vaso lacustre y hace que forme parte de uno de los muchos problemas para la salud e higiene en lo que son las poblaciones aledañas, informó la regidora de oposición de ese municipio, Lilia Verónica Lomelí Rodríguez.

“La de San Juan Tecomatlán está inundada, la de Mezcala de la Asunción y San Pedro Itzicán están inundadas… y la de Poncitlán necesitamos una nueva; es una mega estructura que está totalmente saqueada y rapiñada. La de Cuizteo esa también no funciona, la de San Jacinto le falta equipo, y le faltan ganas. Son ocho y de las ocho no sirven y las otros ni hablamos”.

Este miércoles 21 de noviembre el equipo de regidores  se reunieron con autoridades de la Comisión Estatal del Agua (CEA) y  la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para exponer la problemática que padece el municipio en el sector salud con  600 enfermos de insuficiencia renal en sus diferentes etapas de evolución y la contaminación que ha generado desde las cuencas de los ríos Santiago y Zula.

Este tema que fue discutido durante el juicio del Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA) semanas atrás, dio paso para que las autoridades, ya próximas a salir, visitaran el lugar y vieran a detalle la problemática con las plantas tratadoras e hicieran el reporte correspondiente para darle seguimiento para lo que será la siguiente administración del estado, puntualizó Lomelí Rodríguez.

Añadió que la planta que se ubica en la comunidad de Mezcala de la Asunción, se encuentra parcialmente inundada, por lo que parte del líquido que desemboca en el lago de Chapala es derivado de las aguas sin tratar y afecta directamente al estado.

“Mezcala también está inundada; sin embargo, aunque esté inundada está saliendo el agua tratada pero no está a toda su capacidad, o sea, que hay escurrimiento; localizamos también que está vertiendo al lago y por supuesto que aquí en Jalisco no hay ningún permiso, ningún municipio para verter el agua al lago, o sea las aguas negras”.

De igual manera, la planta tratadora que sé ubica en la agencia  de Tlachichilco del Carmen en recientes días ha sufrido de filtraciones, y hace que la planta no tenga el mismo rendimiento y al mismo tiempo dañe el manto acuífero. Y si no es por la creciente del lago, sino por la falta de recursos para habilitar a las plantas de San Jacinto, Cuitzeo y la cabecera municipal, donde esta última señalada años atrás sufrió de saqueos y por lo tanto no están al servicio del municipio, dijo la regidora de MORENA.

Ahora, como primera medida para mitigar el problema de salud en las comunidades más vulnerables, ya está en marcha la rehabilitación de un par de pozos que es el del Mirto y El Granjeno, que abastecerán de agua las comunidades de San Pedro Itzicán, el barrio de La Peña, El Chalpicote, Agua Caliente y La Zapotera.