Ocotlan, Jaisco

Con la finalidad de transitar a un uso biológico y natural en el campo de los municipios que colindan con la cuenca del río Santiago (Ixtlahuacán de los Membrillos, Ixtlahuacán del Río, Juanacatlán, Ocotlán, Poncitlán, Zapotlán del Rey y Zapotlanejo), para combatir las plagas y dejar de lado los agroquímicos, se iniciarán con trabajos de control biológico en las parcelas de maíz. De los controles biológicos que se usarán son: parasitoides, hongos y depredadores.

El director de Sanidad Vegetal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Martín Figueroa, externó que la acción forma parte de la estrategia para cuidar desde la agricultura la contaminación que recibe el río Santiago por el uso desmedido de los pesticidas

“El programa responde a iniciar con la transición de uso de plaguicidas en el campo a controles biológicos para tener un mayor cuidado de los impacto que la agricultura genera para el río Santiago”.

Por lo que enfatizó se planeó comenzar con los agricultores pegados a la cuenca pero se buscará replicarlo en todo Jalisco.

En las próximas cinco semanas se tiene agendado intervenir 15 mil 207 hectáreas a través de la aplicación del parasitoide trichogramma, una avispa que se come los huevos de las plagas y evita la formación de gusanos que destruyen los cultivos.

“Cada ocho días se tiene pensado aplicar los trichogramma, esto mismo durante cinco semanas consecutivas, para ver resultado”.

Este miércoles 17 se dará inicio con la aplicación en los municipios de Zapotlanejo, Juanacatlán, Zapotlán del Rey e Ixtlahuacán de los Membrillos. Mientras que Ocotlán, Poncitlán e Ixtlahuacán del Río, solicitaron se intervenga a finales del mes debido a la sequía que actualmente presentan las tierras por la falta de lluvia y por ende en el crecimiento del cultivo.

De las 15 mil hectáreas aproximadamente en el que se hará uso del control biológico, tres mil corresponden a Ixtlahuacán de los Membrillos, mil 500 a Ixtlahuacán del Río, mil 207 a Juanacatlán, 500 serán para Ocotlán, cuatro mil a Poncitlán y a Zapotlán del Rey y dos mil para Zapotlanejo.

Martín Figueroa, puntualizó que desde el mes de junio, también se comenzó a capacitar a los agricultores, con la finalidad de que conocieran que es un control biológico y cómo funciona. A la fecha se trabaja con los siete municipios y con cada uno en 10 parcelas demostrativas

“En las parcelas demostrativas se aplican tres cosas, una feromona que es un atrayente sexual del gusano cogollero (adulto), llega choca y cae a un depósito que tenemos con agua y jabón”.

Con esta acción el director de Sanidad Vegetal, dijo se prevé que haya menos gusanos adultos, lo que se refleja en la disminución de huevecillos.

Para este año, el recurso para los controles biológicos, lo solventó la Sader, con una inversión de aproximadamente dos millones de pesos, por lo que para los agricultores esta prueba es gratis, aunque se buscará que los próximos años, los productores aporten.

María Ramírez Blanco

María Ramírez Blanco

Descripción: Reportera de Radio UdeG Ocotlán, colaboradora del semanario Guía en Ocotlán y actual reportera para el semanario Mi Región donde aborda temas medioambientales y sociales.
Twitter: @wallyrmzb
María Ramírez Blanco