Ocotlán, Jalisco. 

Las bajas ventas en la maquinaria que serviría como liquidación preocupa a los trabajadores de la desaparecida Industrias de Ocotlán, así lo dijo el presidente de la comisión de liquidación Carlos Cruces Martínez, quien externó la problemática a sus compañeros durante la asamblea celebrada en la semana para actualizar la situación:

“Desde diciembre hasta la fecha no hemos tenido ninguna venta; no ha habido interesados en venir a ver qué les interesa y es preocupante porque estamos acostumbrados a que los trabajadores reciban una participación en diciembre o en mayo, y mayo ya está aquí a la vuelta de la esquina lo que genera preocupación”.

Las bajas ventas se deben principalmente a que las maquinarias generan un gasto de luz que ahora es un problema por el incremento del costeo en este servicio durante los últimos años, lo cual no era tan problemático hace once años cuando cerró la fábrica. Las máquinas sirven principalmente para la fabricación de telas deportivas, encajes y uniformes escolares, estilo marinero o escocés.

Durante la reunión, los ex trabajadores acordaron poner una fecha límite de cuatro a cinco meses para vender maquinaria, de la cual todavía queda un 50%. En todo caso buscarían rematar las máquinas como chatarra, aseguró Cruces Martínez.

Por último, el presidente de la comisión de liquidación hizo un llamado a los trabajadores inconformes a que se sumen o presenten una alternativa para resolver la problemática:

“Si ellos dicen que vale mucho la planta o que las máquinas tienen otro valor, pues que vengan y reciban en especie; que reciban en especie y ellos se dediquen a realizar las ventas y saquen el dinero que ellos dicen que les corresponde”.

Cruces Martínez hizo un llamado a la unión entre los trabajadores para finiquitar la situación de una manera que deje satisfechos a la mayoría.

Por Juan Carlos Salcido Hernández.