Ocotlán, Jalisco

-Sí los invitaría a conocer más ECOS porque es una motivación que te dará muchos sueños, muchas aspiraciones 

-¿Tú tienes muchos sueños?

-Sí, yo sueño que puedo llegar a ser un gran cantante, un músico, conocer a mi artista favorito, Pedro Fernández, él es quien me ha motivado en mi vida, desde los cuatro años. Yo desde chico ya sentía la gran motivación por la música, y yo le decía a mi mamá: mamá, yo quiero ser un gran músico

El es Fernando José Placencia García, será fácil para ustedes distinguirlo, de entre todos los estudiantes y talentos de ECOS Jamay, es que el que está en la esquina, trae su uniforme completo, no se distrae, se levanta de su asiento solo si hay algo que musicalmente le llama la atención, abre los ojos con asombro.

La primera vez quería tocar un violín, la primera vez que llegaron los instrumentos toqué el violín, pero como no me alcanzaba el tiempo, pues escogí el coro, porque ese es mi lugar. 

Tiene 12 años, estudia la secundaria, y es uno de los cuatro cantantes del mariachi ECOS Jalisco, me dice que está seguro que este es su lugar. El director de ECOS Jamay, y maestro de este joven, Manuel Cervantes Ríos cuenta que Fernando Placencia siempre llega con una inquietud, la de aprender algo, y habla acerca del impacto que tiene el que este jamayteco esté destacando:

Es una gran fortaleza primero para Jamay, segundo para el núcleo, porque de alguna manera el hecho de figurar en el estado, es una manera de demostrar que Jamay se caracteriza por tener talento en sus pobladores.

José Placencia no titubea al decir que es esto a lo que se quiere dedicar, a esto y también quiere ser escultor:

También pienso estudiar para escultor. A veces cuando en mi casa no tengo nada que hacer, ya tengo varias figuras que yo he hecho. Me inspiro en la paciencia y en los movimientos de manos para no equivocarme, porque en unas partes chiquitas a veces si es muy complicado”.

Son en estas pequeñas partes, en las que Fernando José Placencia sigue también trabajando en ECOS Jamay, ya que dice que le falta mucho por aprender de solfeo, pero esto parece hacerlo feliz. 

Dice que le gusta mucho la música, pero la antigua, porque a la moderna no le encuentra forma:

Sí, la música de antes porque a la de ahora no le encuentro forma. Todas son mis canciones favoritas, como la de Cucurrucucú Paloma, porque me inspiro más, porque es la que le canté a mi mamá el Día de las Madres. Digo, la voy a cantar, y esa es la que canto con el corazón. Mi mamá me decía, canta esa, porque es mi favorita.

Por Luis Felipe García