Ocotlán, Jalisco

Un par de lámparas fundidas sobre la entrada del Canal de Ballesteros en la colonia Torresillas  desde casi hace un par de meses, se ha vuelto el común denominador de un conjunto de robos a casa-habitación, donde en más de una ocasión, vecinos del lugar reportaron las dos lámparas ante la dependencia de Alumbrado Público sin que estos tuvieran una respuesta efectiva, lo anterior con base a un conjunto de testimonios que recolectó este medio de comunicación en dicho espacio.

“Ahorita así oscuras se les hace más fácil a ellos hacer esta delincuencia por lo oscuro que está ahí y luego más por este canal que está muy feo en la noche, y si me interesaría que viniera alumbrado público y pusieran un poquito de atención al llamado que les hago, también al señor de las bombas, Fermín (vecino) y pues que hacen caso omiso o tendrán mucho trabajo o no quieren hacer las cosas”.

En los últimos tres meses, han reportado tres robos a casa habitación, donde el caso más reciente fue durante la madrugada de este sábado 14 de diciembre a la altura de la ubicación de las lámparas fundidas y a unos metros de la avenida 20 de noviembre, con el robo de algunos recursos materiales y la quema de una maleta en el que la policía municipal intervino sin conseguir un resultado mayor. Los otros dos casos fueron un mes atrás también a unos cuantos metros donde se concentran las lámparas, denunciaron los vecinos.

La inseguridad, la preocupación y el desvelo, han sido uno de los principales factores que han enfrentado los vecinos de la colonia durante este periodo de robos, y es que en un caso en particular de una colono del lugar se levanta constantemente de su cama todas las noches para verificar que todo esté en orden y que no le falte nada en su hogar, pues en meses recientes también fue víctima de un par de asaltos sin que las autoridades correspondientes hayan podido remediar su situación.

“En la noche ya no salgo. Yo tengo unas bicicletas, aqui las dejo (en el exterior de la casa) pero toda la noche me estoy levantando hasta tres veces para que no se las vayan a robar, de hecho, ya se han llevado dos, pero ahorita nada más esas, entonces con el alumbrado ya se detiene un poquito más en frenar esto, pero oscuras no más no”.

Fue hace un par de meses, cuando las lámparas funcionaban en su totalidad; sin embargo, no es la primera vez que acontece la situación en esa colonia, pues hace apenas un año padecieron de una horda de asaltos similar bajo la misma ecuación; de no contar con el servicio de la luz aunque en esa ocasión fue durante un lapso de casi seis meses sin recibir respuesta de las dependencias donde hubo más de 10 asaltos en ese periodo, de acuerdo a la versión de los vecinos del lugar.

Cabe resaltar que la cifras se registraron únicamente en ese tramo, es decir, sin contar los casos de toda su cuadra, la calle y la colonia que la componen, por lo que el lugar es específico para las personas responsables de los actos.

Por Iván Ochoa