Fotografía: Humberto González.
Ocotlán, Jalisco.

El Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega), en coordinación con el Ayuntamiento de Ocotlán, impartió el curso de capacitación “Sistema de Justicia Adversarial, la función policial” el cual tuvo como mayor énfasis enseñarlo a los elementos de seguridad del municipio sobre el nuevo sistema de justicia penal.

La clausura de la capacitación se llevó a cabo este 16 de noviembre donde estuvo presente el presidente municipal, Paulo Gabriel Hernández, quien habló sobre la importancia de estas capacitaciones:

“Un policía bien capacitado es una buena noticia para los ciudadanos de la región Ciénega, cada una de las colonias y delegaciones, cada una de las familias que constituyen nuestro tejido social, forman el corazón de Ocotlán y debemos de mantenerlo seguro. Para lograrlo es necesario realizar acciones contundentes y coordinadas por parte del gobierno, sin embargo, nuestra principal apuesta seguirá siendo la prevención, la permanente capacitación y pleno apoyo a los protocolos señalados por las leyes y reglamentos poniendo en alto los derechos humanos”.

En total 102 elementos tanto de la Comisaría de Seguridad Pública como de Tránsito y Vialidad recibieron una constancia de participación en el curso, que fue impartido por profesores de la División de Estudios Jurídicos y Sociales del CUCiénega.

La rectora del centro educativo, María Felícitas Parga Jiménez también estuvo presente y habló sobre la importancia de que las fuerzas de seguridad preventiva estén capacitadas en el tema del nuevo sistema de justicia penal:

“Se traduce entonces en una necesidad primordial para que se otorgue a nuestros policías y personal de seguridad las herramientas óptimas para realizar su trabajo día con día, con el objetivo de que se disminuyan los índices de impunidad y el bienestar social se acrecentó”.

Durante la clausura igualmente hizo acto de presencia el director operativo de la comisaría Juan Manuel Molina Morales, quien declaró que en última instancia el curso ayuda tanto al cuerpo de seguridad como a la ciudadanía.

Por Juan Carlos Salcido Salcido.