Ocotlán, Jalisco

Cambiar de administrador o concesionar el agua no es la solución para las problemáticas que enfrenta Ocotlán, comentó el investigador de la Universidad de Guadalajara, Arturo Gleason. Señaló que esto sería tratar el problema de manera superficial, cuando lo que se requiere es un análisis que incluya a diversos sectores, como lo es la academia y miembros de la sociedad, que reflexionen qué es lo más conveniente en base al conocimiento:

“Esto no se resuelve con una concesión, se resuelve con voluntad, se resuelve con un trabajo serio haciendo alianzas con las universidades, hay excelentes expertos que han trabajado temas que políticamente son ignorados. Entonces, no es un tema de una concesión, no es un tema de cambiar la administración, el tema es que no hemos sabido hacer equipo”.

Señaló que estas medidas se han aplicado en otros lugares como Playa del Carmen, Torreón, e incluso en otros países, como Bolivia, dónde lo han intentado sin éxito. Dijo que además de no solventar la situación se corren graves riesgos cuando la gestión de un recurso esencial se somete a la oferta y la demanda:

“La ley del estado, la teoría del estado, dice que este debe intervenir en situaciones donde pueda caber la posibilidad de la inequidad, por eso el estado se hace cargo de la economía del país, no puede estar sujeta la economía de un país a la oferta y la demanda. Entonces, el agua, que es un bien muy especial, porque de ahí emana la vida, no debe estar sujeto a la especulación del mercado, esta especulación puede prestarse a los abusos, como ha pasado, a los cobros. No porque ya se privatizó te van a dar un buen servicio”.

El académico comentó que la sociedad ha jugado un rol pasivo ante la gestión pública del agua, por lo que llamó a conocer más sobre cómo funciona y se gestiona, para así poder vigilar su buen uso:

“La sociedad ha pasado a ser simplemente un usuario y ya, el usuario de este modelo no nos conviene, pero ese usuario deja de ser un sujeto pasivo cuando lo enseñan, cuando lo capacitas, cuando lo entrenas, cuando lo haces saber cómo es que llega el agua a su casa. Pregúntale a un ciudadano de Ocotlán: ¿Tú sabes de donde viene el agua que tomas, con la que te bañas? ¿Sabes qué pasa cuando le bajas al baño? pregunta, haz un sondeo, me atrevo asegurar que casi nadie sabe”.

Arturo Gleason comentó que los políticos no están capacitados, y no tienen que estarlo, pero sí deben ser interlocutores con sociedad y expertos. ¿Cuándo es el Día Cero en Ocotlán? ¿Cuánta agua hay en el municipio? ¿Cuantos kilómetros tiene la red de agua? ¿Cuántos kilómetro tiene de drenaje? ¿Cuántas bombas hay y qué edad tienen? ¿Cuánto llueve? ¿Cuánta agua hay en el acuífero? Son respuestas que se deberían conocer para tomar decisiones sobre la gestión pública del agua, de lo contrario, es fácil que se manipule.

Por esto, el investigador invitó a los servidores públicos a que escuchen voces expertas, y a la población a conocer más sobre el agua, ya que solo mediante la reflexión profunda se podrá solucionar una problemática que no es superficial.

Luis Felipe García López

Luis Felipe García López

Reportero de Canal 44 y Radio UdeG, cubro agenda política y social y cultural. Licenciado en Periodismo, CUCiénega, UdeG. Cronista y entusiasta productor independiente.
Luis Felipe García López