Ocotlán, Jalisco

La medida implementada en la Ciudad de México, que permite que niñas y niños estudiantes de educación básica utilicen como uniforme ya sea falda o pantalón de manera indistinta, es un importante paso para promover la paridad y equidad de género, ademas de que busca erradicar estereotipos asociados a la vestimenta que reproducen desigualdades de género, aunque va más allá, ya que también es una cuestión que promueve la tolerancia y la pluralidad que deben existir dentro de un sistema político democrático.

Por Luis Fernando Sánchez