asesinadas
Fotografía: Alejandro Ayala - Xinhua
Lagos, Nigeria.

Al menos ocho mujeres han sido atraídas a hoteles y luego asesinadas desde julio en la ciudad nigeriana de Port Harcourt, causando indignación por el aumento de asesinatos en serie contra trabajadoras sexuales.

Cinco de las mujeres fueron asesinadas en sólo un mes y el primer crimen fue en julio, causando una ola de protestas de mujeres activistas en Port Harcourt, capital del rico estado petrolero de Rivers.

Informes locales hablan de más de diez mujeres asesinadas, pero la policía estatal de Rivers señaló en comunicado del comisionado Mustapha Dandaura que “ha registrado sólo ocho casos verificados de asesinatos en hoteles”.

El asesino en serie droga primero a las víctimas y luego las estrangula“, añadió Dandaura, y agregó que detuvo a un sospechoso que hizo “útiles confesiones” y se está persiguiendo a otros cómplices.

Se sospecha que los motivos de los asesinatos son prácticas rituales, agregó la policía.

“Después de los asesinatos una tela blanca es enrollada en el cuello y la cintura de las víctimas. Y ese es un elemento del ritual en todos los asesinatos cometidos en los hoteles”, señaló Dandaura.

Protestas pidiendo protección para las mujeres han surgido en Port Harcourt en días recientes. La indignación ha crecido en los medios luego de que la policía indicó a los manifestantes que las mujeres deberían abandonar la prostitución para evitar convertirse en víctimas.

La prostitución es ilegal en Nigeria y la policía ha reforzado las restricciones en los hoteles de la ciudad, obligando a los propietarios a instalar circuitos de video para controlar la actividad o de lo contrario enfrentar la clausura de los negocios.