Vapeo
Fotografía: AFP
Washington, Estados Unidos.

Veintiséis personas han muerto en Estados Unidos después de usar cigarrillos electrónicos, la mayoría con líquidos mezclados con marihuana, informaron el jueves las autoridades sanitarias al actualizar el registro anterior de 18 muertes.

Se han reportado un total de 1,299 casos de afecciones pulmonares severas asociadas con el vapeo en todo el país, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), confirmando que lo que las autoridades han calificado de epidemia continúa a pesar de las advertencias sanitarias.

El jueves pasado las autoridades habían entregado una cifra de 18 muertes y 1,080 pacientes.

Los enfermos comenzaron a aparecer de manera goteada en marzo y abril, pero no fue hasta julio que las autoridades empezaron a notar que se trataba de vapeadores afectados por una misma misteriosa dolencia.

El pico de pacientes ocurrió entre julio y septiembre, pero actualmente siguen presentándose en centros de atención de salud personas que utilizaron cigarrillos electrónicos.

El 70% de los pacientes son hombres y el 80%, menores de 35 años. El 15% son menores de 18 años. De los fallecidos, la mitad tenía entre 49 y 75 años.

En las tres cuartas partes de los casos, los pacientes informaron que consumían THC (tetrahidrocannabinol), el agente psicoactivo del cannabis, lo que llevó a las autoridades de salud a pedir al público que evite el vapeo, especialmente si los líquidos para las recargas han sido comprado a distribuidores.

Uno o más aditivos contenidos en los líquidos son sospechosos de causar las afecciones, pero las pruebas de laboratorio aún no han podido determinar cuáles.

Varias ciudades y estados del país están considerando o han aprobado ya prohibiciones contra los cigarrillos electrónicos, en algunos casos absolutas y en otros, solo para las recargas aromatizadas con fragancias que no sean de tabaco, (como menta, mentol, frutas), para desestimular que los jóvenes se inicien en el hábito de vapear.

La administración de Donald Trump anunció la prohibición del vapeo con sabores a partir del otoño en todo el país. Pero estas regulaciones aún no han sido publicadas.