enfrentamientos en Hong Kong
Fotografía: EFE
Hong Kong.

Nuevos enfrentamientos con la policía se registraron hoy en el distrito central en Hong Kong, donde centenares de personas protestaron con máscaras aprovechando la celebración de Halloween para desafiar la prohibición del Gobierno local de portarlas durante las manifestaciones.

La concentración del centro de la ciudad, que no estaba autorizada, fue disuelta después de tres horas bien entrada la noche por los agentes policiales con el empleo de gases lacrimógenos, lo que provocó enfrentamientos y posteriores detenciones.

También en la zona de Mong Kok, en la parte continental de Kowloon, centenares de personas se manifestaron para conmemorar los dos meses de lo que consideraron “brutal” entrada de la policía en una estación de metro para practicar detenciones.

Esta concentración fue disuelta igualmente por los agentes antidisturbios con gases lacrimógenos.

La festividad de Haloween, que en la excolonia británica tiene una considerable tradición, hizo que muchos de los manifestantes enmascarados se confundiesen con quienes solo buscaban divertirse y celebrar la jornada.

“La vida en Hong Kong ha sido muy tensa los últimos meses. Hoy es Halloween. Solo quiero pasarlo bien con algunos amigos, pero la policía no nos deja”, dijo a Efe Wong Tai-man, de 17 años.

Y enseguida añadió: “Por supuesto esta máscara que llevo es una forma de protesta contra la brutalidad de la policía y nuestro inepto Gobierno”.

Para prevenir posibles incidentes, la policía acordonó desde primeras horas varias zonas del distrito central y otras partes de la ciudad, lo que desató críticas respecto a que la seguridad impedía a los habitantes celebrar la fiesta.

enfrentamientos en Hong KongLas protestas hongkonesas, que se convirtieron en masivas en junio a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición a la China continental-ya desestimada por el Gobierno-, han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos que rigen Hong Kong y una oposición al autoritarismo de Pekín.

No obstante, algunos manifestantes han optado por tácticas más radicales que la protesta pacífica y los enfrentamientos violentos con la policía son habituales.

La Ley Fundamental hongkonesa establece que la ciudad es una parte inalienable de China, pero garantiza los derechos y libertades de los habitantes de la ciudad semiautónoma en el marco del principio conocido como “un país, dos sistemas”.