Nuevo León frena reapertura
Fotografía: EFE/Miguel Sierra
Monterrey, México. 

El estado de Nuevo León, motor industrial del país, implementó este sábado nuevas restricciones a la movilidad de los ciudadanos debido a la rápida escalada de contagios, muertes y hospitalizaciones por la pandemia de la COVID-19.

El Gobierno estatal, liderado por Jaime Rodríguez “El Bronco”, estableció la restricción de horarios en restaurantes, negocios y comercios, así como en el transporte público, a fin de que “la sociedad no tenga la tentación de salir”, dijo el gobernador el pasado jueves.

Rodríguez dijo que no se suspenden las actividades económicas permitidas desde el inicio de la reapertura el pasado 1 de junio, sin embargo hay que “reducir la movilidad” debido al incremento de contagios.

“No hay toque de queda, pero si las cosas siguen tendré que tomar la decisión del toque de queda, clarito se los digo”, advirtió.

Estas medidas se suman al decreto del Gobierno de Nuevo León, con capital en Monterrey, por el que se establecen sanciones económicas y hasta tres años de cárcel para los pacientes diagnosticados de la COVID-19 que vulneren su aislamiento.

Según datos oficiales, Nuevo León acumula 13 mil 39 casos confirmados de la COVID-19, 438 decesos y mil 15 pacientes ingresados por el coronavirus SARS-CoV-2. Este viernes se sumaron 24 nuevas defunciones, la cifra más alta en el estado desde el inicio de la pandemia.

Al comenzar la reapertura económica hace un mes, los contagios llegaban a 2 mil 898, los decesos a 116 y los pacientes hospitalizados sumaban solo 24.

Los pronósticos del Gobierno de México prevén que Nuevo León será el estado del país en el que durará más la epidemia, que podría finalizar en el mes de octubre.